Meta del 2019

Faltan poco más de tres meses para terminar el año, y en esta revisión de metas puedo decir que he aprendido a trabajar de manera organizada, ahora los objetivos son precisos.

Una de las cosas más importantes que me ha sucedido este año fue darle prioridad al autoconocimiento personal, y perseverar en corregir aquellos malos hábitos que no permiten ver con claridad cuando nos iniciamos en el establecimiento de un negocio propio.

Uno de esos hábitos era no valorar el trabajo que me encontraba haciendo. Creer en lo que haces con la mayor seriedad, aunque sea crochet y parezca que es algo trivial o superficial.

Reajustar las metas es de suma importancia, tomar conciencia de lo que se quiere y puede hacerse. En la planificación se observan las posibilidades, se establecen metas, que al apoyarse sobre indicadores nos permite ver el resultado del trabajo que hacemos.

Un ejemplo de ello es medir la presencia en redes sociales, y validar con exactitud si estas benefician el desarrollo del emprendimiento. Hoy ya puedo tener una visión de la marca en redes sociales, y conozco la influencia que tienen en el crecimiento de la marca.

Por otro lado, tengo varios cuadernos de trabajo con propósitos específicos donde válido cada día el logro, aunque sé que para la mayoría estos pueden ser imperceptibles.

Cuaderno de trabajo con la planificación de octubre 2019
@dehiloycrochet

Y aunque la felicidad no es indicador de crecimiento económico, la sensación de hacer lo que te hace sentir apasionado es vital.

Lo más importante es proyectar el objetivo, establecer la fecha, estar inmerso en la actividad, y revisar, esto definitivamente muestra el camino.

La inspiración surge, y al combinarse de manera adecuada con el propósito, se genera toda la energía necesaria para transformar las acciones y convertirlas en logros.

Así como las fotos de la galería en el inicio, todo trabajo lleva un paso a paso, y la vigilancia de cada detalle dará el resultado esperado. Lo importante es planificar, medir, reajustar, trabajar con ánimo y visualizar el logro.


Mi niñito llanero es un aguinaldo venezolano muy especial, se convierte en oración para cada venezolano en todo el mundo.

Canción: El Niño Jesús Llanero
Compositor e Intérprete: Simón Díaz
Anuncios