Publicado en Sin categoría

Room 19 por Doris Lessing

La primera vez que escuché sobre la habitación 19, fue como referencia en una serie que plantea las exigencias sociales del matrimonio. En “Because this is my first life” la protagonista Ji Ho, tiene en sus manos este escrito y comparte las inquietudes que ella siente, pues considera que su esposo se encuentra en la habitación 19.

Esa referencia que no entendí, pues nunca había escuchado hablar de ella me impactó, luego leí varios resumenes y pasé mucho tiempo para encontrar el documento en español. Ayer me senté, lo leí en poco menos de dos horas, y me hizo sentir sorprendida, conmovida y triste.

Un amor inteligente, pues la pareja tiene control sobre las emociones, mientras pasas las páginas vas idealizando e imaginando que a Matthew nunca lo veremos con los cabellos revueltos, y Susan mostrando dominio de todo lo que está a su alcance, menos de sus propias emociones.

Un matrimonio convencional entre un hombre y una mujer que construyen un hogar, siguiendo la receta: hombre y mujer profesionales, que toman decisiones seguramente calculadas, tienen hijos, viven en comodidad. Aunque en ningún momento se sienten amenazados, ni se comportan fuera de la etiqueta, comienza el desgaste a hacer su trabajo, dando cabida a las fisuras.

Susan no puede explicar lo que siente, pero tampoco busca ayuda. Se entrega a los miedos, las rutinas, y los convencionalismos. Se obstina de las conversaciones comunes, pero no hace nada más. Como persona no la motiva nada, entonces comienza a refugiarse en el silencio, en la soledad, en las ganas de escapar. Se hace evidente que ella comienza a vivir una depresión, y pierde sus referentes para valorar.

Entonces la evasión es su escape, el abandono de su vida es el camino fácil.

El final es triste, pienso que Doris escribió el desenlace pensando que esto era lo único que podría ofrecer a Susan, ya que la historia había sido escrita en 1963, entiendo que no podía hablar de empoderamiento, ni de sororidad. Susan no siquiera pensó que podía escribir, emprender o construir una carrera a pesar de estar en sus cuarentas.

Luego de leer, vuelvo a ver a Se Hee el protagonista de la serie y no acepto que se parezca a Susan, me parece que la referencia no le da crédito real al documento, coloca el texto de Doris como una interpretación sencilla de emociones, en este momento como mujer puedo entender un poco a Susan.

Estaré leyendo más de las ideas de Doris, tal vez logre comprender un poco mejor. Doris había vivido en Oriente Medio, África, y Europa, vivencias que enriquecieron su forma de ver la vida, y la inclinaba a al activismo en pro de las mujeres, de la política, y la discriminación racial, entre otros temas.

Autor:

Soy una persona que anhela más conocimientos y eso me lleva a estudiar, investigar, y escribir. Soy una persona optimista, que tiene la vista puesta en el ahora con la esperanza de un porvenir mejor. Estas páginas que administro busca intercambiar ideas y mejorar mis habilidades comunicativas.