Día 4. Escollos gramaticales

Por las noches no puedo dejar de pensar en los contenidos del texto de G. Martín Vivaldi, debo confesar que cuando inicié el proyecto de “re-aprender a redactar” no pensé que me provocaría escribir cada día. Tal vez, es porque siento que con ello puedo reforzar lo que estoy estudiando.

Anoche mientras leía un par de libros no pude verlos de la misma forma como siempre , pareciera que en mi cabeza se abrió un espacio para revisión. Solo cinco días han sido suficientes para leer los textos siguiendo las lecciones del curso de redacción. En principio, pienso que es algo obvio, pero en mi proceso me doy cuenta que es palpable lo que se va aprendiendo.

Los escollos gramaticales son formas incorrectas de expresiones lingüísticas tanto habladas como escritas. Algunos de los escollos citados por el autor son: deber de y deber; cuyo; sino y si no; y uno de mis preferidos, por que, porque, por qué y porqué, y es aquí donde muchas veces, mientras escribimos nos detenemos a imaginar cómo deberíamos escribirlo. Momentos en los que comienzas a leer en voz alta, pues para no dejarte con la duda hoy el autor nos dice:

porque es una conjunción causal…Ejemplo: Esa es la razón porque no tengo tiempo.

por que es un compuesto de la preposición por y del relativo que…Ejemplo: Esa es la razón por que fue suspendido.

por qué es interrogativo, lleve o no lleve signo de interrogación…Ejemplo: ¿Por qué o estudias?

porqué es el anterior por qué sustantivado…Ejemplo: No me han dicho el porqué de su negativa.

Curso de redacción. G. Martín Vivaldi.

Además el autor añade que se le da el mismo tratamiento a conque, con que y con qué, ya que es análogo al de porque y porqué.

Hoy los resultados han mejorado en comparación con los otros días. Entonces, me dan ganas de comenzar a correr con el texto y seguir para acabarlo rápido pero la intención es hacerlo conscientemente.

Por los editores, revisores de texto y evaluadores no puede ser cualquiera, el dominio del idioma y sus reglas debería ser un requisito primordial. Por cierto, un traductor tampoco puede ser cualquiera, aunque sea políglota debe tener una formación precisa de los idiomas. Los significados del texto son primordiales, así la voz del escritor tiene un verdadero sentido.

Por supuesto que aplica a cada área, sea lo que sea que escribas: cuentos, novelas, informes de gestión, contenido para publicidad. Es necesario que recurras a las formas correctas de usar el idioma. Para ello cuentas con distintas herramientas de consulta, para mí la principal es la página de la Real Academia Española donde consigues los diccionarios, y las obras de consulta de ortografía y gramática.

Si conoces alguna otra plataforma que facilite el trabajo de redacción te invito a compartirlo en los comentarios.


Te invito a seguir esta página. Aquí comparto Mujer, Gestión, Educación, y Cultura.