Día 18. La elegancia en el lenguaje (I)

Hoy comencé el capítulo 4, el cual consta de 9 lecciones. Tratan la elegancia en el lenguaje y el arte de escribir. Sentí al leer la introducción al capítulo que Gonzalo me ha dado un espaldarazo, y me motiva a seguir la ruta trazada. Al introducirnos en el arte de escribir nos señala:

Si conseguimos estos fines en las lecciones que siguen sin olvidar los estudiado hasta aquí, habremos dado un paso decisivo en esta lenta tarea de aprender a escribir. Oficio éste que nunca se aprende definitivamente porque siempre -atractivo acicate- se puede escribir mejor.

Me gusta la forma como se reconoce que al escribir, se va componiendo. Escribir, es la relación entre autor, palabra y construcción de ideas, es la colocación de la palabra adecuada en el momento preciso, va desde la palabra, oración, frase, párrafo, página, capítulo, libro.

Este paso a paso, nos muestra el proceso creativo, reflejado en el conjunto ordenado y armónico del autor. No es difícil imaginar como desde la construcción de personajes; la idealización de la trama; la referencia del ambiente; permite la construcción de la historia.

Para ello, es necesario hilvanar cada elemento, y el lenguaje es el transmisor. Esto se logra al construir la frase considerando la armonía que debe existir en cada situación. Por ello, G. Martín Vivaldi aconseja:

  • Darle prioridad al complemento más corto.
  • No terminar una frase con la expresión más corta.
  • Evitar la la cacofonía, la monotonía, las repeticiones inútiles, las asonancias y consonancias.

Asimismo, es necesario perseguir un estilo pintoresco, es decir, que sea propio, para ello considera:

  • Emplear los detalles descriptivos.
  • Utilizar comparaciones acertadas y expresivas.
  • Recurrir a la antítesis para poner en relieve el pensamiento.

En algunos casos, será conveniente recurrir a la metáfora y las frases hechas.

La metáfora es un recurso literario que consiste en transportar una palabra de su significación propia a otra significación, y ello en virtud de una comparación que se realiza en el espíritu y que no se indica. Es una transposición por comparación instantánea.

Albalat, citado por Martín Vivaldi (p.222)

Mientras hago mi repaso del día, veo que esto podría parecer obvio, pero muy pocas veces he sido consciente de lo necesario que es tener la certeza que el mensaje llega, tal como lo pensé. Escribir no puede ser solo un espacio para vaciar lo que sentimos, pensamos o queremos comunicar. El verdadero estilo depende del uso adecuado del idioma a través de la composición.

Si quieres darle un vistazo o comprar el texto te invito a hacerlo a través de este enlace (creado por el programa de afiliados)


La palabra que aprendí es acicate según la Real Academia Española es:

Del ár. hisp. *[muzíl / ráfi‘] assiqáṭ ‘quita flaquezas’.

  1. m. Espuela para picar al caballo provista de una punta aguda con un tope para que no penetre demasiado.
  2. m. Incentivo o estímulo.

Esta semana estoy puliendo las ideas para participar en blogtober 2020. El año pasado fue un tiempo grato compartir cada artículo. En los próximos días les daré más pistas. Te invito a mantenerte al tanto de lo que pasa en este espacio, suscribete a la página.