Día 23. Curso de redacción de Gonzalo Martín Vivaldi

En la medida que fui abordando las lecciones del libro me dí cuenta lo importante de este libro como referencia para escribir, y entender el mundo de lo escrito.

Es difícil para mí, que soy Administradora de profesión abordar este tema, pues muchas cosas que creí conocer se disiparon al estudiar a los especialistas.

Haber escrito sobre mi experiencia con el curso de redacción en esta página, probablemente sea equivocado de mi parte, de hecho tengo un blog creado para ello pero tener varias proyectos abiertos en paralelo me causan un desgaste mayor, y me complica el tema de claves y cuidados de las plataformas.

Esta página que debería estar dedicada solo a la artesanía textil, se ha convertido en la vitrina de mis proyectos en general, y es porque una cosa me ha llevado a la otra.

Tengo tantas cosas por escribir de la mujer artesana, de la artesanía textil y del emprendimiento, que en algún punto me detuve y comencé a ver mis fallas. Aprendí de Gonzalo, no es cuestión de sentarse y escribir lo que salga.

El capítulo V es un compendio de las técnicas periodísticas, me parece fascinante conocer con detalle temas que están lejos de mi realidad como escritora aprendiz.

Hay tantos detalles por cuidar, cada técnica tiene sus elementos por cuidar, tan necesarios para la construcción de un texto que permite al escritor transmitir el mensaje de una manera clara, concisa, y amena.

En la medida que avancé en las lecciones de las técnicas, me daba pena dar la impresión que yo estaba transcribiendo el texto, o usando la información, disminuyendo su importancia. Es allí donde me detuve en mis escritos por lección.

Sin embargo, no quiero dejar de reflexionar sobre mi experiencia con este libro, me sigue pareciendo fascinante el mundo de la ortografía, gramática, composición y estilo. Aunque en la primera impresión suene aburrido o sea un poco aterrador, es indispensable el que sigamos conociendo nuestro idioma, y las herramientas disponibles para sacar el máximo provecho.

Este texto de redacción, pasa a formar parte de los libros de cabecera, referencia obligada a la hora de escribir.

Mañana estaré publicando los frutos de septiembre, espero que me sigas acompañando en este proceso de crecimiento. Te prometo que octubre tiene un calendario editorial dedicado al tema de esta página. Gracias por acompañarme.