Los frutos de septiembre

Como cada último día de mes paso por acá para dejar un resumen del trabajo del mes. Este mes ha sido largo, y puedo decir que después del mes de abril es el segundo más exigente en términos emocionales.

Estamos bendecidos por mantener la salud, pero hemos recibido noticias tristes sobre conocidos que han fallecido, o que les ha tocado una larga lucha contra la enfermedad. En Venezuela, la situación no mejora, por el contrario, al consultar las fuentes de noticias vemos dificultad, ira, y desesperación.

Para los venezolanos dentro del país y muchos fuera la situación es cuesta arriba. Como lo he hecho desde hace varios meses ya, vivo un día a la vez, consciente que la pandemia y la crisis del país nos traerá consecuencias por mucho tiempo.

  • El mes arrancó con una meta clara que he podido completar. El curso de redacción de Gonzalo Martín Vivaldi es un texto que admiro y ha sido mi tabla de salvación por estos días.

    Para consultar mi posición con respecto a él puedes ver las publicaciones en Curso de Redacción. Teoría y práctica de la composición y el estilo

  • En septiembre culminé el taller de La Ciudad cuenta su historia de la Fundación Bigott. Una actividad que agradezco porque me ha permitido crecer en muchos aspectos.

    Un grato momento para mí fue ver mi escrito de las Damas de Barro en la página de la Fundación. https://www.fundacionbigott.org/damas-de-barro/

    La participación en este espacio me ha permitido descubrir la cultura venezolana, invitandome a dedicar más horas a este tema. Por eso estaré participando en el tercer ciclo de talleres del año en el taller
    Investigación Aplicada a la Socialización del Patrimonio Cultural
    que se estará impartiendo en el mes de octubre.

  • El mes se prestó para leer más. Puedes seguir mis avances en mi cuenta de Goodreads.

    Además he podido encontrarme con textos y adaptaciones a la pantalla que no había tenido oportunidad de de verlas y compararlas. He leído y disfrutado plenamente el libro de Laura Esquivel “Como agua para chocolate”, así como la película. De eso estaré escribiendo en el mes de octubre (adelanto del calendario editorial).

    También he leído por primera vez “orgullo y prejuicio de Jane Austen. Esto me permitió ver las adaptaciones al cine y la televisión con otros ojos. Aunque la película del 2005 es muy buena, definitivamente el libro es una joya.

    Además de otros textos que he leído, puedo decir que este mes fue bastante interesante, y me ha permitido elaborar una lista de libros por leer que me anima y reconforta.

  • Este mes que se va no tuvo encuentros virtuales, solo espacio para compartir en familia.

    Me animé a salir de caminata con mi hijo por el municipio donde vivo. Soy testigo de unos paisajes llenos de color y esperanza dentro de todo lo que nos pasa.

  • Finalmente, quiero anunciar que octubre estará dedicado al crochet y algunos escritos libres que quiero compartir en blogtober2020. Espero que me sigas acompañando en este viaje.