La ciudad vista con nuevos ojos: Cacique Guacamayo

En el taller de Investigación aplicada a la socialización del patrimonio cultural, hemos tenido que hacer un ejercicio de un registro de un patrimonio cultural: hoy quiero hablarles de Guacamayo.

Hace poco más de un año comencé a visitar con frecuencia las instalaciones del CEVAC Carabobo, la ruta que tomo es la Avenida Bolívar en sentido norte a sur, al llegar a la esquina de la calle 148 de la urbanización Carabobo, nos incorporamos a un espacio de calles cerradas, que se cruzan y enmarcan una zona muy bonita pero ya un poco descuidada.

Apenas a 200 metros de la Avenida Bolívar se despliega una pequeña redoma, muchas veces ignorada por mí. Puedo decir que muy pocas veces levanté la cabeza para observar a quien vigila la zona. Quiero pensar que es por poner atención a la calle, aunque mi interior grita que es una mezcla de ignorancia y miedo que muchas veces nos acompaña en este país.

Sobre un pedestal se encuentra el cacique Guacamayo, guerrero de los Tacarigua, quien habitó en los alrededores del Lago de Valencia. La escultura elaborada por Alejandro Colina en el año 1942, tomó posesión del lugar en 1945 cuando se inauguró este espacio.

Foto de enero 2018
Tomada por Onela Greatty

El cacique Guacamayo se encuentra sobre un pedestal de mezcla de cemento que se encuentra adornado por otras figuras de animales que representan aves que simbolizan la valentía del guerrero.

Canal de Youtube luisantano

Me siento flotando con este tema del patrimonio cultural.

El año de 1942, realiza Guacamaya (Imagen 17). Se trata de la estampa de un guerrero con sus atavíos concentrado en la imploración a sus dioses. Para realizar su interpretación, Colina tomará en cuenta la versión que describe la manera en que el personaje se rodeaba de vistosas aves para simbolizar la valentía del guerrero y su resistencia ante los españoles. Fue instalado tres años después de su elaboración en la ciudad de Valencia, en la urbanización Carabobo de ese mismo Estado. La escultura de cemento mezclado con arena extraída del río Cabriales, puede considerarse límite para el inicio de la segunda fase de creación fecunda. En ella se afinca su vocación para exaltar el elemento indígena en la figura del cacique, se asoma su visión del mestizaje y finalmente, se afina el temple de su expresividad estética, evidente en la monumentalidad de una obra concebida para el disfrute del espacio público.

APROXIMACIÓN CRÍTICA A LA OBRA DEL ARTISTA VENEZOLANO ALEJANDRO COLINA
Autora: Marianella Morales Mistron

Además de la historia y las manifestaciones culturales, estoy impresionada por tantos hombres y mujeres que se dedicaron a enaltecer la cultura a través de distintas disciplinas, Alejandro Colina es uno de ellos. Estoy fascinada al estudiar la obra de este artista y su acercamiento a la cultura a través de sus obras dedicadas a la época prehispánica.


Para conocer más de estos temas te invito a acompañarnos suscribiendote a esta página.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s