La Caverna de José Saramago

Perdí la cuenta de las veces que he tratado de escribir mi punto de vista acerca de “la caverna”. En principio, simplemente quería conocer las perspectiva de escritores conocidos acerca de la artesanía, y entre las primeras sugerencias de google encontré a José Saramago.

Me sorprendió bastante que él pudiese haber escrito acerca de este tema, conseguí el libro y comencé muy motivada. Debo confesar que un par de veces quise dejarlo, pero entendí que no era falta de interés por la vida de Cipriano Algor y su hija, era que la lectura me llevaría al ritmo que deseaba.

Cada día tenía la inquietud por conocer el avance de este artesano, quién trabaja el barro, y desciende de varias generaciones de alfareros. Lo encontramos en un momento definitorio de su vida, un momento de cambios, impulsados por fuerzas externas que no son amables con este señor.

Cipriano Algor es un hombre que lucha, con una rutina disciplinada que gira en torno al barro, horno, hogar, hija y cliente. Él nos mostrará sus dolores y preocupaciones, en algunos casos su silencio nos hará pensar en nuestros propios problemas, y nos inducirá a pensar qué tanto nos parecemos a él.

Para mí, que he tratado de vivir como artesana textil, ha sido realmente una lección que ha coincidido con este tiempo de pandemia donde la artesanía no es una prioridad en la lista de compras de los posibles clientes. Las pruebas están allí a la vuelta de la esquina, tal como le sucedió a Cipriano probablemente nos encontraremos en la caverna, y allí nos veremos en la necesidad de tomar decisiones.

Sí, es cierto, por más espesas y negras que estén las nubes sobre nuestras cabezas, el cielo allá arriba estará permanentemente azul…

La Caverna. Autor: José Saramago