Los frutos de diciembre

Llegó el anhelado 31 de diciembre, tengo la sensación de transitar un año larguísimo. Con la incertidumbre constante, muchas veces con los nervios a tope por no saber cómo manejar las cosas. No entraré en temas de salud, autocuidado y cambios en el manejo de la casa, porque esto se convertiría en toda una declaración.

Dos meses muy duros para mí, abril y septiembre. A veces con ganas de acostarme y no salir para nada, conociendo que debía mantener una actitud positiva, debo confesar que en momentos fue difícil salir a flote.

Agradezco a mi familia por el soporte que hemos podido construir en este tiempo, las reuniones de cada día para rezar, las conversaciones de todo y de nada, los abrazos de mi esposo y mis hijos, y las palabras siempre generosas de Papá y Mamá.

Se ha marchado gente que queríamos, y esto nos ha dejado una marca en el corazón y la vida. Para todos mi palabra de consuelo.

Este evento no ha terminado, seguimos en un proceso de transformación. Un tiempo para comprender y adaptarnos a lo que viene. Sea para todos un tiempo de fluir en paz, será un tiempo para construir lo que vendrá, y por favor sigamos cuidándonos.

En diciembre, he limpiado, recogido, botado, regalado, y entendí que puedo vivir con menos, y ser más eficiente. Algunas cosas que pasaron:

  • Nuevos adornos engalanaron mi árbol

    Junto a los tejidos de diciembre 2019 conforman un breve registro de lo hecho a mano, y que les muestro en la página Navidad en dehiloycrochet

  • Estoy tomando un descanso, y lo he explicado en Receso de redes sociales

  • El desafío de lectura del 2020 no lo terminé. Me propuse leer 30 libros desde el mes de agosto hasta diciembre solo cumplí con el 67%

    Si, tengo que escoger un favorito, podría señalar fácilmente un empate entre La Caverna de José Saramago, y ¿Quién le hacía la cena a Adam Smith?

Agradezco a todos y cada uno los que han visitado esta página, los que me han apoyado a generar tráfico a la misma, y los que han enriquecido las entradas con sus comentarios. Les deseo un año 2021 repleto de oportunidades, salud y bienestar. Para todos un gran abrazo virtual.