Dehiloycrochet: pasado reciente y futuro cercano.

A principios del 2020 escribí en el blog que sería el año de convertir dehiloycrochet en una empresa, pero llegó la pandemia y nos encerró en casa. Nos hizo probar el comercio electrónico, verifiqué los costos de plataformas, y calculé los costos del transporte desde Venezuela a cualquier parte del mundo, los precios de venta no son competitivos, todo esto me sentó sobre mis posaderas de manera contundente.

Cambié los horarios en la cuenta de google business, después hice un cierre temporal, y cuando entendí a que me enfrentaba decidí cerrar definitivamente ese espacio.

Con mucho esfuerzo saqué una cantidad de productos a través de un envío. Mi caja registradora no suena con la frecuencia que requiero, tanto que aún la cifra en ese rubro se encuentra en rojo. Las múltiples formas de negocio no dieron resultado, empezando por las campañas de instagram me frustraron porque me di cuenta que muchas de las cuentas que marcaron “me gusta” en mis campañas tenían muy poca actividad en los perfiles. Esto me hizo plantearme una hipótesis: cuentas de poca interacción y publicación en sus perfiles son usadas por algún algoritmo… yo la que pagó por mantenerme embobada creyendo que estoy creciendo de alguna forma – te preguntas cómo puedo pensar eso – es porque ninguno de esos usuarios vuelve a pasar por la cuenta, y los like no nos generan ninguna contraprestación, bueno si, nos abanica el ego.

Del marketplace de Facebook no puedo decir nada, hice mi esfuerzo por varios meses. Revisé muchas estrategias y apliqué las que pensé eran indicadas pero no hubo ninguna actividad por allí. Desistí de ello cuando entendí que era necesario asociarse con alguna plataforma de pago a la que no tengo acceso, otra vez el tema Venezuela aparece en la palestra. Este tema de las redes sociales merece un estudio detallado, me comprometo a realizar una revisión muy seria de esto.

Además la pandemia me corroboró que mis productos hecho a mano no son prioridad, y yo no tejo con la frecuencia necesaria para tener una cantidad de productos que respalden una compra importante. He aprendido de analíticas, indexación, creación de páginas web, inbound marketing, y un larguísimo etcétera.

Las manos que tejen dehiloycrochet seguirán tejiendo, uno u otro pedido, seguirá siendo un hobby porque es mucho más divertido y me motiva hacer lo que me provoca. Además tengo un montón de ideas que quiero probar.

Vuelvo a revisar el Perfil de los tejedores que emprenden, y veo que muchos exitosos se mantienen en el tiempo porque se reinventan de otras formas. Llegó la hora de hacer una segunda parte de esa primera entrada escrita en 2018.

En el futuro cercano dehiloycrochet.com se reafirma como espacio para hablar de estos temas, para mostrar el trabajo de mujeres talentosas que hacen todo para construir una marca con el proyecto Tejemos redes, y dar a conocer el carisma de cada una de las participantes de los distintos proyectos textiles que existen en este mundo digital.

Dehiloycrochet se convirtió en la casa de tejidos y relatos, nunca pensé que la investigación que es lo que más me gusta hacer en mi vida profesional y el tejido se llevarán tan bien, y que esto me trajera tanta satisfacción conociendo en detalle lo que encierra el mundo de la artesanía textil. Dehiloycrochet se está haciendo su camino.


Gracias por acompañarme hasta acá, si te interesan estos temas por supuesto será muy interesante leerte y espero me acompañes en futuras entradas.