Ropa de bebé en crochet

Hoy comparto las piezas en las que estuve trabajando las últimas semanas de octubre. Zapaticos, un gorro y un body (mameluco o pelele) tejido.

Mis primeras piezas tejidas para bebé las realicé hace mucho tiempo, siempre me sucede que pienso en las proporciones, surgen muchas dudas, hago y deshago, para probar.

Confieso que no me es fácil escoger una pieza, además el hilo debe poseer ciertas características. En Venezuela, en este momento no es fácil encontrar un hilo específico y apropiado para ropa de bebé.

Por suerte tenía dos rollos de Cotton Fair de la marca Premier Yarns. Luego de buscar varias referencias encontré que es usado para hacer suéteres para los chiquitos.

Encontré este patrón de Crochet by Milunar donde nos enseña a trabajar punto de arroz. Por cierto, nada difícil, es el encuentro preciso entre un bajo y un pilar que se intercambian en la vuelta siguiente. Lo difícil es coordinar cuando tienes que comenzar la vuelta en otra posición. Por supuesto me perdí un par de veces, y tocó destejer, porque aunque no quería verlo, el tejido me gritaba el error.

Es necesario combinarlo con un calzado apropiado, y para ello tomé el tutorial de zapatos de Luisiita Torres en su canal de youtube. Ella es especialista en ropa de bebé y es increíble la variedad.

Luisiita Torres

Les cuento que me encantaría tener los moldes de pie para mostrar una mejor imagen de los míos. Viendo el video me di cuenta que me faltaba una vueltica de cierre en la capellada.

Además me habían pedido un gorro tradicional y unos escarpines, así que completé el pedido con un modelo de botitas de Liliana Milka, y adapté el gorro a los zapaticos con el punto de pilares en relieve.

Cada pieza es un contar y recontar

Y como ese niño necesita calzar muy bien, me pidieron que le hiciera unos cómodos zapatos deportivos, y entonces los tipo converse fueron los solicitados, juntos a unos pequeños mocasines (también tomados del canal de Luisiita Torres.

Estos tres pares fueron tejidos con hilo de algodón artesanal y aguja metálica número 2.

Es un tiempo de aprendizaje al tejer una nueva pieza. Lo ideal es tener un hilo apropiado, de calidad para apreciar el trabajo hecho a mano.

Me alegra ver cada una de las piezas acabadas, y aún mas emocionante ver las imágenes cuando los usan.