Tejemos Redes en Cacao Cultura

El próximo miércoles 29 de septiembre, tendremos una actividad en el espacio de Cacao Cultura. Vamos a compartir con todos los interesados, tejedores o no. Será una experiencia de creación, relato de historias, conexión entre los participantes.

Con esto queremos incentivar nuevos encuentros en la ciudad, Cacao Cultura es el lugar del chocolate, arte, cultura, fotografía, ricas conversaciones. Es un espacio cálido para el encuentro rodeados de los jardínes de Nautilus Jardín Gourmet.

Comenzamos a las 10 de la mañana, durante dos horas estaremos inmersos entre hilos, ovillos, y agujas.

Es conveniente reservar el espacio a través de la cuenta de Cacao Cultura en instagram. Además podrás disfrutar de los espacios, exhibición de arte y fotografía, así como adquirir los exquisitos chocolates y libros que ofrecen.

Llamadas de Ámsterdam de Juan Villoro

Escuché por primera vez acerca de Juan Villoro en el taller de “Tradiciones, historias populares y leyendas. Escritura de crónicas para el reconocimiento del presente”, esto fue hace poco más de un año. En el momento hice una revisión para comprar los textos y no encontré oferta disponible.

En Venezuela, una de las consecuencias de la crisis política y económica ha sido la escasez de libros, se han cerrado los espacios. Como lectora me he visto limitada, se consiguen antigüedades, libros que se han vuelto amarillentos por la exposición a la luz día tras día, no necesariamente interesantes. Por otro lado, comprar a los libreros de la capital es una alternativa cuesta arriba, ya los costos de encomiendas y transporte muchas veces supera los precios de los libros que está lejos de nuestra capacidad de pago.

Encontrarme con Juan Villoro hace unos pocos meses en la estantería de Cacao Cultura fue como un sueño. Recuerdo que tomé el libro y revisé si era cierto lo que veía. Tenía mucha curiosidad por tener entre manos las letras impresas en papel, hasta ahora solo tenía las referencias de los videos de entrevistas sobre las crónicas de viaje. Pude comprarlo seis meses después de ese primer encuentro.

Leí Llamadas de Ámsterdam mientras vigilaba la cocción de la mermelada de fresa, alternando el movimiento de la paleta de madera con el pase de las hojas. Un momento cotidiano para leer sobre esta historia entre Nuria y Juan Jesús, un matrimonio que tomó el camino del divorcio por pocas razones.

Las decisiones que se toman como pareja; las posturas frente a lo que es cada uno ante las demandas familiares y sociales; el respeto mutuo; la construcción de planes conjuntos; y la espera por el retorno de los tiempos mejores.

Uno de los dos tiene mucho que perder, el otro lado simplemente decidió continuar su vida y construir sobre nuevas bases. Ámsterdam se convierte en un símbolo de tiempos pasados, muy interesante.

Este libro se encuentra disponible en Amazon Kindle, en caso de interesarte puedes adquirirlo a través de este enlace.

El Amante Japonés de Isabel Allende

Hace algún tiempo leí una critica negativa hacía la escritura de Isabel Allende, opiniones que no comparto porque he pasado tiempos muy interesantes con sus libros entre mis manos. En especial el que leía en el momento…la hija de la fortuna.

Así mismo, Paula, la casa de los espíritus, y El bosque de los pigmeos, han dejado una grata impresión. En este punto debo aclarar que desconozco los criterios de los críticos en materia de literatura para apreciar un libro, para mí es suficiente una historia interesante, una trama bien llevada, que sorprende y además cautiva con las emociones de cada personaje.

Como lo compartí hace un tiempo, trato de ir hacia los libros sin prejuicios, evito los resúmenes previos, lo que me ha permitido conocer tiempos, lugares y situaciones que me permiten disfrutar u odiar lo que leo.

He podido experimentar con algunos libros el ahogo por unos segundos ante una situación que te corta el aire, o simplemente recrear en la mente hasta el viento que pasa en la descripción de una escena.

Con este último libro, vuelvo a las calles de San Francisco, una ciudad muy distinta a la narrada en “la hija de la fortuna”, claro los tiempos no son los mismos. No conozco mucho de Isabel Allende, presumo que conoció o vivió en la ciudad, y es el escenario ideal para estas historias.

El amante japonés es la historia entre Alma e Ichimei, una historia que transcurre en un ir y venir de tiempos que se entretejen con otros personajes, y que no dejan de sorprender hasta el final.

Me ha atrapado que no se encuentran ensalzados en fortalezas que los hagan inalcanzables, cada uno tiene su propia carga de emociones, debilidades y carencias, lo que da un sentido muy real a la historia. No se complica con excesos, ni permite que la historia quede a medias, y sobre todo los muestra humanos.

Quisiera contar mucho más, pero no tiene sentido para mí contarte la historia, es necesario interesarse y tomarlo entre manos. Es un libro que me ha dejado un buen recuerdo. Si te animas a leerlo, te invito a darle una ojeada en el siguiente enlace, y si te provoca incluso adquirirlo a través de amazon con mi código:

Espero que te animes y podamos compartir opiniones de este libro. Gracias por leer estas líneas.


Fantasía de Tacarigua

Comencé el taller de elaboración de imágenes de la Fundación Bigott a finales del mes de julio. Durante cinco semanas conocí las técnicas de elaboración de imágenes; biografías de artistas y artesanos venezolanos; técnicas de otros países como el arte quiteño; y el impulso para crear un proyecto propio.

Fantasía de Tacarigua es la unión de los trabajos que realicé en los talleres entre 2020 y 2021:

Es la representación de la Diosa Venus de Tacarigua, que se encuentra abrazada por el color azul del Lago de Valencia y la cercanía con el Mar Caribe. Ella tiene en su falda los rayos del sol, característico del estado Carabobo, y su capa de plumas nos recuerda la presencia del Cacique Guacamayo, jefe indígena de la zona de la Laguna de Tacarigua.

La estructura de la imagen está hecha con palo y base de madera, con alambre para los brazos. Se consideraron las proporciones para humanizar la figura.

El encolado de la tela lo realicé con cola blanca, a la que fui dando forma con las ondas de la tela, cinturón de hilo, y dejar secando al aire libre por 24 horas, junto a las plumas tejidas en crochet también encoladas con cola blanca para dar firmeza a cada pieza.

Todo el traje exterior es tejido con crochet utilizando un hilo de algodón artesanal que en Venezuela conocemos como pabilo. La pieza tiene un tamaño de 42 cm de alto.

He pasado un tiempo aprendiendo nuevas técnicas aplicables al crochet, agradecida como siempre a la Fundación Bigott por propiciar estos espacios para el conocimiento, desarrollo de habilidades y esparcimiento en torno a la cultura venezolana.

Revisión de agosto 2021

Esta entrada debí publicarla ayer, pero estaba terminando mi proyecto final del taller de imaginería y no podía sentarme a escribir con calma.

Acerca de agosto, un mes de medicina, construcción, mecánica de vehículo, también mucho deshilar, tejer bordes para paños, y completar “Fantasía de Tacarigua” de la cual les escribiré mañana.

  • Pocas fotos tomadas, me darán pistas para recordar lo productivo que fue este mes que ya se fue.

  • Estoy feliz porque avanzo en mis clases de inglés, realmente efectivas las clases personalizadas con Lights. Si deseas tener más referencias puedes escribirme y te contaré mi experiencia.

  • Dediqué varios días a tejer bordes de paños de tela, utilizando una aguja de colchón para perforar y poder pasar el crochet, un proceso bastante lento.

    Creo que el grosor del hilo no permite que se vea un trabajo delicado. Me hubiese encantado tejerlo con perle

  • Escribí acerca de dos libros que me inquietaron Tokio Blues y La tesis doctoral. Un manual para doctorandos y sus directores.

  • Tuve un tiempo para escribir acerca de dos proyectos que quiero mucho Cojines en crochet irlandés y Cartera tipo sobre en crochet

  • En cuanto a deshilar…no hay duda que para mí es mejor hacerlo que quedarme con algo entre manos que no avanza. Aunque es una decisión difícil no encontré el camino, y el mandala ha vuelto a quedar simple.

  • Finalmente, estoy entregada con el curso de coursera: Aprendiendo a aprender…el tipo de material que me gusta y comparto. Aún me faltan tres semanas para culminar, les estaré contando.

    https://www.coursera.org/learn/learning-how-to-learn

Este escrito me permite saber para dónde voy…me gusta compartirlo.