Narciso: un sombrero tejido

En el taller de Elaboración de Sombreros de la Fundación Bigott, aprendí mucho acerca de este accesorio, recordé mi infancia y los diversos sombreros que he visto como parte de la cotidianidad. Aprendí acerca de las historias en torno a las sombrererías en Venezuela; recordé lo que significaban las monteras y otros sombreros que tienen características particulares.

Ordené mis recuerdos porque mi Papá me contó que la tatarabuela, la Mama Rossana elaboraba sombreros, entre muchos otros productos. Puedo decir que en cada puntada la pensé, y si conecté con mi interior, puse en orden muchas cosas.

El sombrero Narciso es una pieza elaborada a mano, utilizando la técnica de tejido conocida por el uso del ganchillo o crochet. 

Los materiales utilizados fueron:

  • Agujas de tejer crochet 2.25 mm para el cuerpo del sombrero, y aguja crochet 1.5 mm para los apliques.
  • Hilo pabilo color marrón
  • Hilo mercerizado de algodón amarillo, verde y matizado anaranjado, marrón y amarillo. 
  • Tijeras
  • Aguja de coser punta roma
  • Hilo de coser

Para la elaboración de esta pieza se han utilizado cuatro puntos básicos del tejido en crochet: cadeneta, pilar, punto bajo y punto cangrejo.

Los apliques los realicé el año pasado cuando hice mi reto de 31 flores para 31 días. Los narcisos los puedes revisar en la entrada Narcisos en crochet. Como detalle final agregué tres cadenetas amarillas atadas para formar la cinta de la base.    

Para iniciar el cuerpo de sombrero puedes seguir las instrucciones del canal de YouTube de Tejidos de Roxy Lu. Yo hice la base iniciando con anillo mágico y 12 pilares, aumentando las filas hasta la vuelta número 10 donde te encontrarás con un total de 120 pilares en total.

Luego trabajé el cuerpo del sombrero de acuerdo a la medida aumentando los puntos para realizar el ala del sombrero, la cual trabajé con puntos bajos, y finalicé con el punto cangrejo.

Se me escapan muchos detalles, si tienes alguna inquietud no dudes en escribirme y te aclaro o sugiero material para completar el proyecto.

Flores en granny para blusa

Comencé hace un mes, y tejí veinte flores pensando que eran suficientes. Guayaba, verde limón, rojo, azul, anaranjado y amarillo. La duda era combinarla con blanco o negro, decantando por el color negro porque me parece que resalta muy bien la combinación.

El proyecto lo realicé en treinta horas de tejido, entre hacer los 64 cuadros, unirlos, realizar las mangas y acabados.

Durante la elaboración de esta blusa aprendí a realizar las mangas sin costura, esto quiere decir que las fui tejiendo directamente a la pieza, para mi gusto mas agradable.

Lo más difícil es guardar las colas de hilos, que siempre se convierte en una tarea pesada, siempre pienso es mejor comenzar, y uno a uno vamos dando el acabado que esperamos. Mi aprendizaje en este punto es que al acabar cada flor es necesario hacerle las terminaciones necesarias inmediatamente, no dejarlas acumular.

Estoy feliz con el resultado de esta pieza, muchos detalles los adapté a lo que quería. Agradezco los videos de la Señora Laura Cepeda pues varias noches tejí con ella como compañía.

En este tiempo pensé en muchas cosas, pero también conté muchísimos puntos, en especial las mangas, realizadas en punto de malla.

Los materiales que utilicé es un hilo artesanal de algodón, en Venezuela le llamamos pabilo. El crochet es de la medida 2.10 mm.

Si quieres saber como hice la flor te invito a leer Flores en 4, 3, 2, 1…

En caso de dudas, puedes comentar o escribirme al correo contacto@dehiloycrochet.com


Si deseas estar al tanto de las publicaciones te invito a suscribirte.

Conoce a Lola Store Crochet

Desde que inició la idea de dehiloycrochet, la intención es convertirse en un portal para mostrar el trabajo de artesanas que aman, crean y construyen identidad a través de sus manos. Por ello una vez al mes estaré compartiendo la historia de las tejedoras que nos acompañan en tejiendo redes. En este primer artículo dedicado a nuestras tejedoras, les comparto la historia de Lola Store Crochet.

Conocí a la fundadora de la marca hace un par de años cuando decidimos encontrarnos como tejedoras del estado Carabobo. Tiene dominio del diseño de prendas de baño y zapatos, un ramo que admiro por lo complejo que puede ser dar la forma perfecta a cada pieza.


Fabiola Velásquez es las manos que teje y da vida a Lola Store Crochet, una marca registrada que nace de la pasión por el crochet. Como muchas tejedoras aprendió de su mamá, y aunque conoce de ganchillo y dos agujas, decidió quedarse con el crochet.


Tal como Fabiola nos cuenta: “Después de varios años estudiando y trabajando en mi profesión como Licenciada en Relaciones Industriales, me veo afectada por la crisis económica que se acentuó en Venezuela en el año 2016 y es cuando empiezo a pensar en hacer algo que realmente me apasione y a la vez me genere ingresos adicionales”.


A petición de una prima quien le envió una foto, preguntándole si puede hacerle un par de sandalias, respondió: -no prima yo no sé hacer eso -. Sin embargo quedó sembrada la inquietud, y frente a la expectativa, compró un par de suelas haciendo el primero de muchísimos pares de calzado tejido.


El crochet con el gusto por la moda femenina, el calzado, el verano, los paisajes venezolanos y la oportunidad; se combinaron y decidió formalizar la marca quedando constituida a partir de marzo 2017. Las primeras colecciones están inspiradas en nuestra hermosa Venezuela, con una lista de opciones según los lugares turísticos más resaltantes.


Este negocio inspiró a Fabiola a formarse en distintas áreas como: Formación Emprendedoras en cadena; cursos de fotografía; sesiones de coaching; alianzas con otros emprendedores; contratación de personas allegadas; exportación de productos; enseñanza del arte crochet básico y avanzado.
Además le ha permitido participar en ferias y exposiciones; desfiles de moda; entrevistas en radio y televisión; así como haber sido nominada al Premio Citi de Microempresarios 2019.


En este tiempo de pandemia, no se detuvo. Se encuentra participando activamente en grupos de Tejedores Venezolanos, participando en múltiples retos que le ayudaron a experimentar nuevas técnicas y transmitir sus conocimientos en tejido. Junto con las redes sociales han sido una experiencia muy interesante, pues ha utilizado los recursos dispuestos para establecer estrategias de crecimiento, aprendiendo de gente preparada como Tribu Digital Creativa en España.


Todo este bagaje y el trabajo constante en mejorar la marca, le ha permitido experimentar con nuevos productos y servicios, acorde con las necesidades de la mujer moderna, incorporando líneas y desarrollando tal como lo señala: “una experiencia exclusiva hecha a mano, que le brinda: comodidad, glamour, aprendizaje, dedicación, frescura, calor a su hogar y familia”.


La oferta actual consiste en diseñar, elaborar y comercializar al mayor y detal, líneas de calzado en crochet para mujeres y niños; indumentaria, accesorios y trajes de baño en crochet para jóvenes y damas; decoración para el hogar; peluches tejidos para bebés, niños y adultos. Cada uno de los diseños elaborados artesanalmente, personalizados, versátiles, cómodos y exclusivos que valoran el ser, a través de un plan estratégico de marketing digital que permita posicionar los productos nacional e internacionalmente, cumpliendo las necesidades del cliente, ofreciendo asesoría para la elección de las prendas ideales.


Además se encuentra mostrando una serie de tutoriales, cursos personalizados y material de inspiración para amantes del crochet. Por último pero no menos importante es que cuenta con tienda física, en el C.C. Vía Veneto, Nivel Roma, Stand SR1 en Valencia, Venezuela, que naciendo en medio del caos reafirma cada día que querer es poder.


Por último, Fabiola nos comparte el siguiente mensaje: “Espero que contar mi historia sirva para impulsar a muchas mujeres que tienen esa idea y unas manos bendecidas; sepan que la constancia, rodearse de gente positiva y trabajar cada día con amor producen resultados maravillosos”.

“Realza tus atributos Valorando tu Ser”

L.O.

Visítala y síguela en sus cuentas en redes sociales a través de instagram y facebook @lolastore_crochet, o comunícate por el marcando el número 0424-4945758 (Whatsapp +584244945758).


Gracias por viajar a través de estas líneas. Comparte la historia de mujeres que crean, y suscríbete para que te enteres de mas historias.

Linterna arcoiris en crochet

Entre fuegos y aguas, la naturaleza ha causado estragos en distintos lugares del mundo. En mi país ha sido el agua la causante de crecidas de ríos, dejando a su paso casas y calles anegadas, con las respectivas pérdidas. Espero que la esperanza brille para todos en estos tiempos de agua y pandemia.

Volví a pensar en este arcoiris, lo fotografié en el mes de junio al principio de la temporada de lluvias. Una llovizna suave que con el sol del atardecer resulta la combinación perfecta para formar este arco de alianza. Estamos próximos al fin del tiempo de lluvias por estos lados…

Aprovecho este momento para iniciar mi proyecto de linternas tejidas para decoración de espacios. El tejido se presta para representar momentos y situaciones que vivimos. Espero que el color nos recuerde que podemos seguir, y vendrán nuevas oportunidades.

Hace mucho que deseo organizar mi corredor con varias de estas lámparas, y poder iluminar los espacios para darle un ambiente festivo y de color. Aún debo buscar la instalación eléctrica y darle forma a la idea.

Las linternas boho pueden tener el diámetro que desees, es necesario encontrar unos aros resistentes, y usar el hilo que sea de tu agrado. Para este modelo utilicé algodón artesanal, y la aguja de 2.10 mm.

Los puntos cadeneta, pilares, puntos bajos y escondidos. Lo demás es la imaginación y la libertad para crear.


Ya tengo en mente la pareja de esta linterna, la publicaré la semana entrante. Para conocerlo te invito a suscribirte a la página.

Blackpink, Ice cream y Crochet

El grupo de Kpop Blackpink, ice cream y Selena Gómez en esta noche de sábado, me dan la excusa para escribir esta entrada de entretenimiento que tanto me gustan.

Blackpink es un grupo de música coreana compuesta por cuatro simpáticas y talentosas chicas. Debutaron en el año 2016, se han posicionado en las listas Billboard, y han colaborado con otras interesantes artistas como Dua Lipa, Lady Gaga y la última Selena Gómez.

Su genero musical se mueve entre composiciones propias de kpop, música electrónica, hip hop, y dance pop, lo que nos permite disfrutar de un performance interesante.

Como admiradora de la cultura coreana no puedo dejar de admirar estos grupos, quienes se destacan por un trabajo arduo.

Hoy escribo acerca de ellas porque los outfits tejidos que mostraron en su último vídeo titulado Ice Cream, me han enamorado. Los trajes conformados por faldas, shorts, sweters y tops alineaban con el concepto y la saturación de los colores.

Que puedo decir me encantaron las flores tejidas de las que soy fan como lo podrán ver en mi proyecto 31 flores para 31 días.

En wikipedia puedes encontrar los detalles de la colaboración para grabar Ice Cream, que tiene entre sus compositores a la propia Selena Gómez y Ariana Grande entre otros.

Te invito a ver el vídeo, pues a solo dos semanas de publicado ya cuenta con mas de 187 millones de visitas.

Espero que disfrutes del vídeo, de la canción y de los outfits en crochet.