Crochet y abalorios

Los abalorios son piezas que han acompañado la vestimenta y la decoración desde tiempos inmemoriales. Piezas de madera, cristales, gemas, plumas, cerámica, y ahora podemos ver muchos de plástico.

Se insertan las piezas en el hilo y se van construyendo los diseños. Por muchos años he tejido con el hilo de algodón mercerizado clásico, lo tejo con la aguja de 1.80 mm. Para mí es ideal para proyectos de decoración como: tapetes, cojines, posavasos, entre otros.

Tejido por Rossana Medina
para Dehiloycrochet

Los resultados que he obtenido al combinar este hilo con mostacilla y otros abalorios me motivan. Entre mis proyectos de este año se encuentra el experimentar con más colores y diversos materiales.

Tejido por Rossana Medina
para Dehiloycrochet

Del crochet y abalorios surgen combinaciones interesantes. Hoy quiero compartir las imágenes de un proyecto que siempre me ha gustado. Muchos de los proyectos que he hecho los regalo con mucho cariño, y es porque detrás de cada tejido hay una serie de sentimientos y sensaciones.

La primera vez que vi esta combinación fue en la revista Ganchillo Artístico, pero luego descubrí algunas piezas de Silvia Gramani. Allí está la clave de mis próximos proyectos.


Si quieres estar al tanto de las próximas publicaciones te invito a suscribirte en esta página.

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Antigüedad de una pieza elaborada en crochet

No me siento vieja para nada, a pesar que la semana entrante cumplo 45 años. La longevidad en mi familia es muy alta y no se si mi vida estará bendecida con ella. Por ahora siento que debo escribir acerca de mis piezas longevas de crochet.

Para ello escogí las cinco piezas que me han acompañado en muchos momentos de mi vida.

Del primero que les voy a hablar es este par de gatos, se encuentran reseñados en la revista Ganchillo Artístico publicada en el mes de febrero de 1988. El diseño es de Danna Bregoli, se llama “Camino de mesa Gatos”. La historia detrás de esta pieza es del año 1990 cuando pasé una temporada viviendo con mis abuelos maternos.

Mi abuela Ana (Mama Ana) tenía una sala muy bonita con su juego de muebles, cortinas, lámparas, ceniceros, adornos de porcelana, entre otros detalles apropiados para ese espacio. Debajo del sofá estaba un gato de angora en cerámica, por lo que este diseño de revista me pareció apropiado para regalarselo. En ese tiempo yo tenía 15 o 16 años comencé a tejer desesperadamente unos días antes de Navidad, ese era mi regalo para ella.

Era la Nochebuena, hora de entrega de regalos y aun yo tejía. Finalmente mi abuela recibió su obsequio y su expresión al recibirlo era de inesperado. Mi sensación frente a su rostro nunca ha cambiado, era de sorpresa y se preguntaba qué voy a hacer con estos gatos.

Por supuesto los años pasaron y mi abuela nunca sacó los gatos del cajón de su peinadora. Por muchos años, yo abría la gaveta y veía que ellos allí permanecían. Solo hasta que ella falleció fue que los gatos volvieron a mí.

El camino de mesa de gatos es color crudo, elaborado en hilo de algodón.
Antigüedad 29 años

La segunda pieza de las que le voy a hablar es mi bolso escolar que usé en cuarto y quinto de bachillerato. Una pieza que modifiqué del diseño original pues le agregué un adicional del motivo de flor, y unas cuantas vueltas para el cierre.

Esta pieza se llama “Bolso a punto de red”, un nombre nada pomposo ni rebuscado. Aparece en la revista Ganchillo Artístico del año 1985, y no puedo dar los créditos al diseñador o diseñadora porque no fue un dato incluído en la publicación.

Cuántas veces lo usé para trasladar un montón de cuadernos y libros, no lo recuerdo. En aquel momento no se me ocurría como hacer las dos tiras que me permitieran cargarlo en la espalda, por ello siempre lo cargaba de lado. Esta pieza me ha hecho sentir orgullosa.

Los ovillos me los compró mi Mamá, y esos colores pasteles me han gustado mucho. Es una de esas piezas que me han acompañado en la mudanza, en los cambios de las distintas etapas de mi vida. Y ahora después de tanto uso mi hija me dice que ella desea usarlo. Que mas se puede decir de una pieza que ha dado tanto.

Seguimos con este recuento de piezas con esta tercera pieza que realmente me sorprendió hace mas de un año cuando apareció nuevamente. Y es que muchas veces los tejidos son olvidados. Pero al igual que a mi me acompañan algunas piezas, mi Mamá no ha soltado este.

No es la pieza más bonita estéticamente, pero es significativa, aun recuerdo los sentimientos que tuve cuando era niña y me enfrentaba a los patrones de mi primera revista. Al igual que los anteriores es una revista de Ganchillo Artístico del año 1984. El nombre es “tapete para mesa camilla” y su creadora es E. Hiddelson.

Ahora que lo veo me doy cuenta que es evidente que no sabía que existía el bloqueo del tejido.

Se vale repetir, pues la pieza más viejita de la que tengo memoria es el bolso a punto de red que les comenté antes. La primera vez que lo hice fue en color blanco, y aun me acompaña luego de casi 35 años. ¿Lo he lavado? Si, y muchas mas veces de las que puedo contar.

Cuando lo terminé la primera vez tenía una modificación del patrón en el asa. Fue más práctico para mi hacer un asa larguísima. No tenía forro, y colgaba atravesado desde un hombro a la pierna contraria.

Al realizar el asa muchos años después utilicé restos de amarillo y mostaza, y le quité algunos puntos del patrón, no combinaba nada pero igual lo usé hasta que el deterioro me hizo modificar nuevamente el asa, y por fin tuve la pieza sugerida según la revista.

Quiero cerrar este artículo con mi pieza antigua número cinco. También en esta ocasión trabajé con el punto red. Esta caballero tiene su dama, pero no se en qué punto del camino se perdió.

Es una pieza muy sencilla, la tomé de una revista Punto Rama Ganchillo 1984. Su nombre “El Señorito”, sin creador descrito en la revista.

El crochet como otras artesanías textiles tienen una larga vida. Muchos se convierten en parte de nuestros recuerdos.


Te invito a su suscribirte para conocer en detalle nuestras actualizaciones.

Bolso en crochet con Azul Santorini

Ya había escrito algo sobre este diseño en la entrada Atreverse a combinar diversas técnicas en crochet, estaba apenas terminando las piezas para ensamblar. Entonces comenté acerca de la versatilidad del crochet.

Hoy el mismo modelo me sirve para hablarles del color. En la entrada publicada ayer comentaba como ha cambiado mi forma de tejer desde que incorporé los colores a mi tejido. Hay algunos que son realmente especiales, es el caso de esta cartera que he publicado en mis redes el día de hoy.

El detalle asociado al crochet irlandés, y que forma parte de las dos caras del bolso, es una pieza que comencé a probar por curiosidad. Estas pruebas es de patrones que llaman mi atención, muchos de los cuales son destejidos. Sin embargo este tiene una sencillez que atrapa.

Por otro lado, combinamos el punto estrella, pese a que el hilo usado no permite apreciar con claridad la malla, es un punto que enlaza con los proyectos creados para este modelo.

Cargado en Pinterest desde la página de Antonina Parshutina

Luego las piezas de los granny square o cuadros de la abuelita, muy elegantes cuando son tejidos unicolor y sin complicaciones en las puntadas, muchos pilares contienen la mayor parte del tejido.

Es muy probable que en otros colores luzca muy bien, pero la combinación del matizado con leves trazos fucsia y marrón junto a estos azules que han llegado a mis manos me hizo recordar un paisaje que algún día visitaré. Se trata de Santorini en Grecia.

Las fotos oficiales de este lugar siempre nos muestran estos azules brillantes, que se entremezclan con el blanco y el color del mar Egeo, asociados a la paleta de colores característicos del lugar.

Haciendo esta cartera recordé un diálogo de película (y por supuesto la excusa para verla nuevamente). En la Casa del Lago, la conversación entre estos dos personajes, padre e hijo arquitectos que hablan de cómo la luz puede percibirse de distinta forma según el lugar donde te encuentres:

Christopher Plummer: ¿Donde supones que se debe construir esto?
Keanu Reeves: No tengo idea
Christopher Plummer: Oh pero, dijiste que te gustaba.
Keanu Reeves: Conceptualmente.
Christopher Plummer: Ahora, vamos… Sabes tan bien como yo, que la luz en Barcelona es bastante diferente a la luz en Tokyo. Y que la luz en Tokyo es diferente a la luz de Praga. Una estructura fantástica, creada para soportar las pruebas del tiempo, nunca ignora su ambiente. Un arquitecto serio toma eso en cuenta, sabe que si quiere presencia, ha de consultarlo con la naturaleza. Debe estar cautivado por la luz, siempre la luz… Siempre.

Así es como el color y la luz puede transportarnos a distintos lugares, nos hace evocar, genera emociones.

El asa la he tomado del patrón de la revista Ganchillo Artístico, con creador desconocido, pues de manera extraña la revista no hizo mención del diseñador en el volumen que tengo en casa.

En la pieza finalizada le realicé algunas modificaciones, lo conveniente era reforzar el acabado de la cinta, para ello tejí todo el borde con puntos bajos, que espero se visible en la foto.


Si te gustan los escritos de esta página te invito a suscribirte para tener en cuenta las actualizaciones que haremos en la página.

Portaalgo en crochet

Este encargo fue preciso, se necesita un detalle en crochet que quepa en una cartera, ya que la usuaria está en proceso de migración y debe ser algo muy pequeño.

Cuando comencé a realizar este proyecto, pensaba en los sentimientos de despedida, en los colores apropiados que pese a los sentimientos de tristeza pudiese reflejar alegría. Además que fuese útil como para que no provoque dejarlo atrás.

Un portaalgo sirve para guardar maquillaje, llaves, monedas, tarjetas, caramelitos, o algunas medicinas del día. Este portaalgo necesita además ser lo suficientemente fuerte, sencillo, y de fácil cierre.

Tomando como referencia este patrón de granny square como punto de partida, y escogiendo los colores, es sencillo dejarse llevar por la aguja.

Poco a poco se combina el blanco, azul amarillo, anaranjado, y el negro que en estos casos sirve como base para resaltar los colores claros.

Los granny square o cuadros de la abuelita, tienen la particularidad de tener un toque alegre, sea cual sea el color que elijas para hacerlos.

Elaborado por @dehiloycrochet

La cara posterior debe seguir teniendo color, al usar el negro pretendo resaltar los colores y no quitarle protagonismo al granny, por ello seleccioné los puntos bajos, pues estos son sencillos, y lo suficientemente fuertes para darle firmeza al tejido.

Me divertí un montón con este pequeño proyecto.

Espero que la nueva dueña lo disfrute y le traiga gratos recuerdos cada vez que lo vea.

Quería contarles que al hacer este portaalgo, tuve que coser el cierre mágico, al principio fue muy incomodo por que era muy duro para la aguja, recordé que tenía un dedal.

Pensé, será que siempre es tan incómodo trabajar con él. La maravilla del internet, y las personas que crean contenidos ya se nos han adelantado y podemos recurrir a google o youtube para resolver muchas dudas. Por lo pronto descubrí que debemos tomarnos nuestro tiempo para buscar y encontrar el accesorio de talla y material adecuado a nuestro gusto…el mío no cumple con los criterios adecuados 😦

Descubre cómo se usa un dedal de costura
Canal Colors de Patch

Visitando el evento Valencia se viste vintage

El día de ayer estuve acompañando a mis queridas arañitas en el evento “Valencia de viste vintage”.

El entusiasmo de estas tejedoras es maravilloso. En esta oportunidad se aliaron Fabiola, Vanessa, Jeaneth y Matilde.

La alianza se inicia porque cada una tiene un talento particular. Es así como el macramé, los amigurumis, la bisutería textil, el calzado, los elementos de decoración, y trajes de baño marcan la pauta en el stand de estas chicas.

Yo que soy tejedora vine enamorada de las pequeñas cestas de cactus con pequeñitos detalles de corazones, la cenefa de corazones, el angel amigurumi, el tapiz que aunque estaba cerquita del puesto, se encontraba en un lugar privilegiado, realmente se podía admirar bajo la lampara de ese inmenso salón de la Asociación de Ejecutivos del Estado Carabobo.

Que les puedo decir de la araña tejida como parte de la decoración, representa maravillosamente a las #arañitasvalencia. Tiene unos detalles en el cuerpo y los ojos que te enamora cuando la tienes frente a frente, parece que la red te atrapa.

Este salón tiene historia, un gran espacio que tiene como techo la obra de arte cinético de Carlos Cruz Diez. Llegada la noche, encendieron la iluminación y comenzó la magia sobre nuestras cabezas, resultó una combinación excelente con la actividad cultural que se desarrollaba en el escenario de este gran salón.

Pasé una tarde divertida, en medio de muchas ideas de emprendimiento y de gente que tiene mucho por compartir. Seguiré haciendo el seguimiento a estas tejedoras.

Si deseas aprender a tejer anotate con ellas, pronto estarán anunciando nuevas actividades de formación.

Síguelas en instagram para obtener sus productos o solicitar información de lo que ofrecen.

En instagram @lolashoesdc
En instagram @mi_rincón_paz
En instagram @manualmente0419