Revisión de abril 2021

Desde anoche estaba revisando mi cuaderno de anotaciones repasando mis actuaciones del mes, algunas veces es más rápido que otras, este mes ha estado cargado de actividades sencillas y cotidianas.

A continuación mi revisión del mes de abril con la respectiva línea de tiempo:

  • En los primeros días del mes terminé mi proyecto del taller de elaboración de máscaras de la Fundación Bigott. Allí entregué mi proyecto Máscara Venus de Tacarigua

    Venus de Tacarigua

    Además podrás ver otras entradas relacionadas. Recibí mi certificado de finalización en la segunda semana. Lo más importante de esto ha sido reconocer el uso de las máscaras en la cultura venezolana, y la importancia de la celebración de cada una de las fechas.

    Me trae nuevas ideas cada vez que conozco más de estos temas.

  • Mis compañeras tejedoras se animaron, y crearon un bonito libro electrónico titulado “Amistades Tejidas”. Es un trabajo muy bien elaborado con imágenes y patrones presentados con cariño por cada una. Esta página tiene el honor de alojarlo y ofrecerlo para descarga gratuita.

    Gracias a cada una, y a Matilde de @manualmente0419 por organizar y presentarme este material.

    Libro electrónico de tejedoras de Venezuela

    Descárgalo, téjelo y publícalo en redes reconociendo el trabajo de cada una. Cada detalle está enlazado con las redes de la tejedora responsable del patrón.

  • Además de la máscara de la Venus de Tacarigua este mes he escrito tres entradas:;

    Gracias por el apoyo a cada uno de los escritos, en particular quiero agradecer a Fabiola de Lola Store Crochet por darme la oportunidad de conocer un poco más de su marca.

  • Este mes he probado nuevas formas de manejar las redes, contemplando la posibilidad de reducir mi tiempo preparando publicaciones, y he decidido optimizar mi tiempo en estos espacios. Ya era algo que venía pensando en diciembre pero hasta ahora conseguí la forma de llevarme mejor con ellas. No quiero seguir persiguiendo al algoritmo, el tiempo será empleado de una mejor manera.

  • En mayo inicia el siguiente ciclo de talleres de cultura de la Fundación Bigott. Ya tengo historia con ellos, y entre mis planes está terminar los prácticos este año. En mayo aprenderé acerca del uso del sombrero en la cultura venezolana.

  • El tejido ha estado un poco lento, y sigo tejiendo una pieza negra que solo la realizo un par de horas durante el día.

  • Sigo en mi reto de lectura del año 2021 puedes revisarlo en mi perfil de Goodreads.

Deseo para todos que el mes de mayo sea de salud y bienestar. En este breve instante, sea cual sea tu fe pidamos por la sanación de los enfermos que están transitando momentos difíciles.

Entretenimiento en red de una tejedora

Hace un tiempo escribí acerca de mi historia como doramaníaca. Creo que al escribir acerca de ello, algo en mí se aquieto y no he sido la misma con respecto al consumo de estos contenidos, las tramas se repiten ya no me parecen atractivas.

Hace un par de días hice la revisión del libro 2 de mi curso de inglés, la actividad consistía en hacer una biografía, como decidí escribir acerca de mi abuela recordé que ambas compartíamos un sentimiento apasionado de fan por Fernando Colunga, apenas estaba al aire una novela al aire de él, nos entregábamos totalmente a la trama.

Hoy estuve viendo unas escenas de Soy tu dueña con Fernando como protagonista, la última novela que vimos mi abuela y yo. Entendí que al no estar mi abuela, ya el interés no fue el mismo, mis distracciones cambiaron. Así siento que los doramas van a pasar.

Además no sigo ninguna serie de temporadas, no me comprometo con esa espera de año a año. Definitivamente los temas relacionados a la monarquía, los conflictos de poder, y estos temas de series famosas en los últimos años no ha sido lo mío, estoy totalmente fuera de moda.

A esto se añade que los televisores en casa se dañaron, y entendí que puedo prescindir totalmente de ellos, tengo la computadora, en otros casos el teléfono a donde recurro para ver videos, escuchar podcast, ver redes sociales, o utilizar alguna de las aplicaciones de lectura.

Lo curioso es que una mujer que teje, se supone está distrayéndose, en mi caso necesito un acompañante auditivo. Es allí donde entran los contenidos que me acompañan en distintos momentos del día o de la semana dependen de la emisión de los nuevos episodios.

Me gustan los programas de comida sobre todo los temas de gastronomía asiática, allí veo los videos de una chica tailandesa que habla español. Kwan Homsai tiene especial atención con los ingredientes, la limpieza, y sus maneras de tratar los alimentos que me gustan mucho. La verdad no me he atrevido a realizar ninguna de sus recetas porque mis manos aún no sienten que tengan la habilidad de tratar con esa delicadeza los alimentos. Mi forma de cocinar un poco mas tosca no requiere de mucho tiempo de dedicación.

Otro tipo de contenidos que me gustan es el de minimalismo, debo confesar que aun cuando he visto varios canales, desde hace algún tiempo solo veo a Adri de Minimalistamente. Tal vez la voz y los relatos de vida me han enganchado, no veo otras personas con este tema, una vez a la semana veo el video publicado.

Ahora he encontrado una chica que es coreana Haegreendal, en los vídeos muestra sus rutinas de limpieza, algunos platos sencillos, transmite una sensación de relajación que me agrada.

Por supuesto veo algunos canales de tejedores, generalmente porque busco aprender algún tejido específico. Veo algunos por distracción y mis canales preferidos son: Marcelo Nunes Croche, Lesly Vallejos, y Knit K.

En materia de noticias de tecnología y curiosidades sigo a Mario de la red y la subred, allí siempre me rio un montón.

Lo demás son vídeos de música que pongo de fondo a la hora de escribir o de tejer, y dependiendo de la hora tengo preferencias. En este momento escucho música instrumental para dormir, y ya está causando un efecto en mí. Espero que esta información sea de tu agrado, y si te animas puedes compartir tus preferencias.

Sigo ralentizando mi vida, y sembrado la paciencia

Alma de cucarachero

Un ejercicio de escritura, que tuvo la osadía de presentarse a concurso, ayer recibí el correo que anuncia el respectivo: “lamentamos informarle…bla, bla, bla…” Por acá comparto con ustedes una pequeña experiencia de pandemia.


La pandemia nos sorprendió y la vida se detuvo en un instante. Un anuncio presidencial nos indicó que estábamos confinados en casa, y en el corazón habitaron tristeza, pena, e incertidumbre; el miedo a la enfermedad; la desolación frente a la lejanía de la familia; y el terror de la muerte de decenas de personas que se reportaban en redes día con día. Los cucaracheros se dispusieron a continuar su vida. Construyeron su nido, el amor floreció y un pequeño polluelo salió de su huevo.

Mientras mi vida quedó paralizada, ellos en su andar rebosante y ocupado cantaron sin cesar una, otra y otra vez. Con el paso de las semanas estos pequeños cucaracheros no se detuvieron, para ellos el día y la noche seguían su curso. El cucarachero salía y entraba de ese pequeño hoyo de la pared sin pedir permiso, sin restricciones, sin controles. Sol, cielo, viento no son obstáculos, decide sacar adelante y con ganas esa familia que tiene bajo su responsabilidad.

No pude saber cuántos días pasaron, pues ante las noticias terribles y el ruido de los equipos electrónicos, no podía escucharles. Cuando el silencio se apoderó de mi casa en el patio existía una algarabía constante, la alegría de la vida, y el ímpetu del nuevo ser que pedía constantemente que sus padres llenaran su piquito. Ambos padres solícitos, entraban y salían por turnos de aquel pequeño agujero en la pared. El patio de la casa de unos 35 metros cuadrados se convirtió en una extensión del hogar. Los sonidos me transportaron a la infancia, cuando los adornos navideños que simulaban un reloj, tenían aquel sonido parecido al de esta pequeña ave.

Era necesario tomar consciencia del silencio, y al cerrar los oídos a los equipos de sonido, los televisores, las computadoras, se abrió un mundo que desconocía. El sonido natural de esa familia que seguía cumpliendo con sus obligaciones, y con este pequeño que les permitió tener ese hogar. Reconocerlos a ellos, y disfrutar de su presencia, me permitió reencontrarme con el cielo azul, las nubes, la lluvia, el sol, y comprender que la vida no somos solo nosotros, y que muchos seres vivos están allí luchando por seguir.

Esta pequeña familia motivada por su polluelo, fueron los responsables de abrir mis sentidos para reencontrarme con la esperanza, el consuelo, la espera paciente y el amor, muy necesarios para comprender el mensaje de esta prueba para la humanidad. Abre los ojos podrás ver más allá, para afrontar este tiempo que aún está bajo condiciones especiales, mientras tanto te invito a hurgar en tu interior y que nos entrenemos con el ímpetu del alma del cucarachero.

Revisión de marzo 2021

Comencé tarde para despedir este mes que se fue volando. Hace un año teníamos los nervios de punta, este año sobran las razones para estar igual, pero ya estoy practicando la paciencia y el sosiego.

Hoy pido por cada persona que está atravesando penurias por el tema COVID, y otras enfermedades. Solo puedo decir en este blog que oro mucho por cada persona del mundo entero.

A continuación una breve línea de tiempo para registrar los avances del mes de marzo.

  • Culminé satisfactoriamente el taller a demanda sobre la Introducción al Calendario Festivo Venezolano. Mis expectativas fueron rebasadas, siempre me siento a gusto con la Fundación Bigott por cada uno de los temas y la forma de abordarlo.

    Tradición en Línea

    Cada curso o taller que realizo con ellos me hace crecer como persona, y me anima a querer un poco mas mi cultura.

  • Durante el mes de marzo completé el programa de acompañamiento “Enfocando mi vida” de la mano de la mejor, mi Coach Patricia Rodríguez. Se propuso escucharme, descubrirme y apoyarme en todos mis procesos. Aprendí de los eneagramas, y de nuestras formas de abordar las situaciones. Quedo totalmente agradecida, todo ha sucedido en el momento preciso.

  • Terminé mi blusa color guayaba…solo puedo decir que me gusta mucho.

  • Esta semana estoy terminando mi participación en el taller de elaboración de máscaras de la Fundación Bigott. ¿Aprendí? muchísimo. Tanto, que estoy en el proceso de elaboración de mi proyecto final. El próximo domingo es la entrega y como se podrán imaginar estoy enfocada en ello. Luego les contaré en detalle de que va.

  • Hoy realicé el review del segundo nivel del curso de inglés Lights. Solo les puedo decir que ya me siento mucho más cómoda, que ya me atreví a conversar, cuando antes sentía un enorme peso en la lengua que no me dejaba moverla. Estoy muy contenta con estos avances.

    Si estás buscando aprender comunícate por el +593 979260888 o escribe al correo english.lights@gmail.com

    Gracias a esto he podido avanzar en una investigación que estoy haciendo para una entrada a este blog. Un tema que no se ha escrito en español, el cual me parece muy interesante.

Durante el mes de abril estaré compartiendo con ustedes a través del blog y de la pagina ¿Qué estoy haciendo?, por allí estoy bastante activa con la información que no se convierte en entradas de mayor contenido.


Espero me acompañes en los próximos días, no pierdas las actualizaciones, suscríbete usando el siguiente enlace.

Viernes con un poco de humor

Si, es cierto que una ve muchísimas cosas en internet. Hay cosas que se nos escapan y llegan por otras vías. Hoy mi cuñado me ha enviado un video que he visto no menos de diez veces en pocas horas.

Debo confesar que quiero un armario de lanas como el que muestran Lino y Lana de 31 minutos. Esta serie chilena es seguida por mis tres hijos, sé de Juan Carlos Bodoque por referencias y las muchas risas que he escuchado en esta casa.

Declaro que amaré este video por mucho tiempo, me encantan los detalles de cuadros granny, la mamá tejiendo en la silla, y cada detalle forrado.

Espero lo disfrutes un montón.