Revisión de agosto 2021

Esta entrada debí publicarla ayer, pero estaba terminando mi proyecto final del taller de imaginería y no podía sentarme a escribir con calma.

Acerca de agosto, un mes de medicina, construcción, mecánica de vehículo, también mucho deshilar, tejer bordes para paños, y completar “Fantasía de Tacarigua” de la cual les escribiré mañana.

  • Pocas fotos tomadas, me darán pistas para recordar lo productivo que fue este mes que ya se fue.

  • Estoy feliz porque avanzo en mis clases de inglés, realmente efectivas las clases personalizadas con Lights. Si deseas tener más referencias puedes escribirme y te contaré mi experiencia.

  • Dediqué varios días a tejer bordes de paños de tela, utilizando una aguja de colchón para perforar y poder pasar el crochet, un proceso bastante lento.

    Creo que el grosor del hilo no permite que se vea un trabajo delicado. Me hubiese encantado tejerlo con perle

  • Escribí acerca de dos libros que me inquietaron Tokio Blues y La tesis doctoral. Un manual para doctorandos y sus directores.

  • Tuve un tiempo para escribir acerca de dos proyectos que quiero mucho Cojines en crochet irlandés y Cartera tipo sobre en crochet

  • En cuanto a deshilar…no hay duda que para mí es mejor hacerlo que quedarme con algo entre manos que no avanza. Aunque es una decisión difícil no encontré el camino, y el mandala ha vuelto a quedar simple.

  • Finalmente, estoy entregada con el curso de coursera: Aprendiendo a aprender…el tipo de material que me gusta y comparto. Aún me faltan tres semanas para culminar, les estaré contando.

    https://www.coursera.org/learn/learning-how-to-learn

Este escrito me permite saber para dónde voy…me gusta compartirlo.

Tokio Blues

Hace mucho tiempo tenía pendiente esta lectura, siempre veía referencias a esa novela del autor japonés Haruki Murakami. Llegó el día y no podía soltarlo, solo tres días fueron suficiente para leerlo.

Cuando escribo sobre lo que leo, deseo tener las palabras apropiadas para invitarte a leer. En este caso acompañamos a Toru Watanabe en sus recuerdos en torno a su vida alrededor de sus años veintes.

Toru me mostró lo que siente un muchacho de veinte años cuando no se siente estimulado por la vida que lleva. Me contó acerca de las decisiones que toma, y más allá de la apariencia me habla de sus sentimientos, incluyendo sus deseos y prácticas sociales.

Pude darme cuenta que no necesito juzgarlo, ni a las personas que lo rodearon, simplemente cada quien toma las decisiones que consideran convenientes.

Viví un poco la cultura dónde se desenvuelve la historia, y escuché muchas de las canciones sugeridas por Toru.

Me sorprendió la vida sexual de los personajes, no pude evitar meditar sobre ello. Tengo 46 años y aún me llama la atención la forma como las personas escriben sobre el tema, porque allí vemos la visión de los personajes en un mundo donde el sexo es libre, o se encuentra atado a los tabúes.

La descripción de las cosas me permitía imaginar todos los escenarios. La condición de la residencia universitaria fue lo que más llamó mi atención, definitivamente algunos momentos provocan algo de náuseas.

Los personajes femeninos son parecidos a tantas que conozco, siempre en construcción y deconstrucción, tratando de vivir se acuerdo al medio, cumpliendo con las expectativas sociales, presionadas por lo que se espera de ellas. En la historia no pocas son arrastradas a la soledad, incomprensión, miedo de asumir lo que son y sienten, o lo que es peor soportando solo para lograr algo que ni ellas mismas quieren.

Por allí leí que el autor no le gusta que lo conozcan solo por esta obra, espero conseguir otros libros de él.

Revisión de julio 2021

Este mes lo dediqué a sanar, el COVID es capaz de desequilibrar todo el organismo. Hoy cumplo 2 meses desde que se iniciaron los síntomas y aun arrastro pequeñas secuelas, cosas que me hacen sentir incómoda. Este mes no puedo contar muchas cosas, he pasado muchas horas en salas de espera, y en los laboratorios.

Durante el mes de julio no tomé la aguja para nada. Me he dedicado a la lectura y la revisión de artículos. Este tiempo me ha servido para meditar y hacer notas. les contaré en una pequeña línea de tiempo.

  • He leído por distracción, por estudio y para meditación sobre situaciones que vengo arrastrando desde hace mucho.

    En mi perfil de Goodreads podrás ver los libros que me inquietan.

    Quiero escribir durante agosto unas referencias a dos libros que me gustaron mucho. El primero es académico se titula “La Tesis Doctoral…” escrito por Estelle Phillips y Derek S. Pugh, definitivamente es un libro que ahorrará muchos dolores de cabeza a las personas que se encuentran en estudios de doctorado.

    El segundo libro es “Tokio Blues” de Haruki Murakami. Agradezco tanto el tipo de lectura, donde puedo comprender otras formas de ver la vida a través de personajes que parecen tan reales.

    Los otros libros fueron algo como ¡ah!, poco que comentar.

  • Decidí probar una plataforma para investigadores, hoy decidí solicitar el retiro de mis datos, realmente no comprendí el modelo de negocios y tuve la sensación de trabajar mucho por muy poco, como me ha pasado en otras oportunidades.

  • Ya comenzó esta semana el taller de elaboración artesanal de imágenes de la Fundación Bigott, estaré participando en ello en el mes de agosto. Una oportunidad para explorar la creatividad, y lo que se puede hacer con el hilo y el crochet.

  • Este mes lo he dedicado a caminar por varios sitios que deseaba. Así fue como me atreví a subir hasta el Mirador en el Parque Casupo ubicado en Valencia. Por acá te dejo algunas imágenes de ese recorrido de 5 horas.

  • Hoy es el cumpleaños de Ana Victoria, una mujer hermosa y maravillosa que nos dejó hace unos años.

    Te quiero y extraño mucho Mamá Ana.

Les deseo un bonito tiempo por venir. Sigamos cuidándonos.

No poseo cuenta de facebook ni messenger

Hola, paso por acá para informar que desde el día de hoy no poseo cuenta personal o página asociada a mi nombre o dehiloycrochet en la plataforma facebook.

Esto forma parte de una serie de decisiones que he venido tomando con respecto al manejo de la información y el uso de las redes sociales, lo he comentado en Receso de redes sociales a finales del año 2020.

La actividad que tenía en dicha plataforma había disminuido significativamente por lo que no quise postergar más tiempo esta decisión.

Instagram se encuentra activa pero también estoy revisando lo conveniente de la plataforma, pues quiero definir si realmente es algo positivo para mí seguir invirtiendo el tiempo que dedico a ello.

Ensayo sobre la ceguera

Tardé en leer este libro, creo que leer sobre pestes y epidemias en tiempo de pandemia es un poco aterrador, confieso que soy sensible a muchos temas, no he sido nunca indiferente a lo que leo, por ello el primer tercio del libro estuve en un ir y venir. 

Es el segundo libro que leo del autor. José Saramago tiene esa forma de escribir que atrapa. Al igual que me pasó con La Caverna de la que escribí un poco hace unos meses, comencé dejándome llevar por el título, porque no soy de las personas que leen las sinopsis del libro antes de leerlo, no leo por moda, ni busco referencias, simplemente me gustan esos momentos en que las letras se juntan con las emociones, la imaginación se desata para dibujar en la mente personas, lugares y sucesos que son narrados.

No sé como he escogido estos dos títulos que han sido tan convenientes en el tiempo de acuerdo a lo que estoy viviendo. Jamás me imaginé que encontraría unos escenarios tan bien descritos, estos espacios donde se desenvuelve la trama permite ver cada detalle acompañando a los personajes que no tienen nombre. 

Jamás olvidaré a las mujeres de esta historia, comenzando por la principal “la mujer del médico”, la chica de las gafas oscuras, la mujer del primer ciego, la ciega que sufría de insomnio, la novia ciega, la camarera del hotel, la vecina de la chica de gafas oscuras. Ellas vivieron una cantidad de sucesos injustos, tal vez la peor parte de la epidemia (es probable que otros lectores no lo vean así), como mujer me horrorizo de los hechos narrados, pero también aparecen espacios donde Saramago asoma espacios para la sororidad, en especial cuando se bañan bajo la lluvia. 

No me gusta escribir más de la historia, simplemente porque me encantaría que cada persona pasee por las letras y saque sus propias ideas. Solo puedo decir al igual que en la caverna, el final nos invita a tener esperanza sobre los cambios, yo simplemente espero que el niño estrábico encuentre a su mamá. 

Nota: Este país de ciegos se parece mucho a mi país, y también se parece a ciertos momentos y comunidades de las redes sociales. Este texto tiene mucho para analizar. 

Echar un vistazo a este libro en Goodreads: Ensayo sobre la ceguera https://www.goodreads.com/book/show/47668.Ensayo_sobre_la_ceguera

Nota post publicación. Encontré este podcast que trata el tema con mayor detenimiento. Espero lo disfruten, es necesario activar subtítulos en español.