El rol de la mujer en la artesanía textil

El próximo 11 de marzo en el marco del mes dedicado a la mujer, estaré compartiendo un conversatorio en los espacios de Cacao Cultura, ubicados en Valencia, Venezuela.

La artesanía textil es un proceso donde se tejen fibras de diversos orígenes. Es un elemento cultural que se manifiesta por medio de expresiones, símbolos, y códigos lingüísticos que enriquecen las creencias, valores, prácticas sociales y tradiciones de la sociedad. El rol de la mujer artesana se ha definido de acuerdo a normas sociales establecidas desde épocas inmemoriales, nos reuniremos para explorar la vigencia de dicho rol en la época contemporánea.

Acércate a conocer de esta propuesta. La entrada es gratuita, y nos permite compartir un tema por explorar.


Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Patrimonio cultural inmaterial de la humanidad

He sido muy ambiciosa al pretender escribir en unos pocos días acerca de la artesanía como factor de desarrollo, sé que esto no será posible.

Cuando inicias el viaje de la investigación, empiezas a abrir una cantidad de puertas desconocidas, y cada una de ellas te invita a querer conocer mas.

La pregunta que uno se tiene que hacer es: ¿hasta dónde quieres llegar? En este proyecto de artes textiles empecé a conocer una cantidad interesante de manifestaciones en el mundo.

¿Dónde debemos comenzar a buscar? dependerá del lugar donde uno se siente cómodo.

Yo he recurrido a las redes sociales, y después como efecto multiplicador voy haciendo los enlaces hacía nuevos descubrimientos.

Así he llegado al patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, aunque en las noticias ya he escuchado hablar de él, no fue el primer lugar para buscar las artes textiles más significativas.

Las manifestaciones registradas en la lista no son las únicas, pero si han cumplido con una serie de lineamientos que conlleva estar inscritas al listado reconocido por la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial.

A modo de no complicar esta entrada, me parece conveniente citar los dos primeros artículos de la convención (consulta a través de la página de la UNESCO destinada al Patrimonio Inmaterial de la Humanidad)

Artículo 1: Finalidades de la Convención

La presente Convención tiene las siguientes finalidades:
a) la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial;
b) el respeto del patrimonio cultural inmaterial de las comunidades, grupos e individuos de que se trate;
c) la sensibilización en el plano local, nacional e internacional a la importancia del patrimonio
cultural inmaterial y de su reconocimiento recíproco;
d) la cooperación y asistencia internacionales.

Artículo 2: Definiciones

A los efectos de la presente Convención,
1. Se entiende por “patrimonio cultural inmaterial” los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas -junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes- que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural. Este patrimonio cultural inmaterial, que se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad y contribuyendo así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana. A los efectos de la presente Convención, se tendrá en cuenta únicamente el patrimonio cultural inmaterial que sea compatible con los instrumentos internacionales de derechos humanos existentes y con los imperativos de respeto mutuo entre comunidades, grupos e individuos y de desarrollo sostenible.

2. El “patrimonio cultural inmaterial”, según se define en el párrafo 1 supra, se manifiesta en particular en los ámbitos siguientes:
a) tradiciones y expresiones orales, incluido el idioma como vehículo del patrimonio cultural
inmaterial;
b) artes del espectáculo;
c) usos sociales, rituales y actos festivos;
d) conocimientos y usos relacionados con la
naturaleza y el universo;
e) técnicas artesanales tradicionales.

Actualmente la lista cuenta con 508 manifestaciones registradas en 122 países, y según los criterios de selección al colocar el filtro textil encontramos registradas 12 elementos en 13 países.

En una primera revisión he podido notar 35 manifestaciones textiles en todo el mundo. Un ejemplo de ello es El encaje de bolillos de Eslovenia.

Mestni Muzej Idrija, 2007
Imagen del archivo de fotos de la UNESCO

En próximas entregas estaré comentando más detalles de los registros de las listas.

Rutas textiles

Una ruta textil permite conocer cómo viven las personas en torno a un producto, y cómo se relaciona con la cotidianidad de una región.

En algunos casos las rutas están descontinuadas porque quedaron en desuso las fábricas, plantaciones o lugares donde se desarrollaba un campo.

La ruta textil más famosa es la ruta de la seda, desde el siglo I a.c. se desarrolló en torno a la ruta comercial y de negocios de China a Europa y que marcaba el tránsito de los productos de intercambio.

La admiración del mundo occidental por las telas orientales y por la mercancía que podían intercambiar por demanda de la población interesada. En definitiva son los productos exóticos, caracterizados por ser únicos, por muchos siglos elaborados exclusivamente por artesanos eran el principal atractivo.

En lo que respecta al área textil la seda era el producto más demandado, pero también se negociaba con lana y lino. La ruta iniciaba en el Pacifico y atravesaba el territorio chino, para conectar con el medio oriente y luego pasar hacia África.

En la medida que realizaba conexiones se intercambiaban productos, y se incorporaban otros que se producían a lo largo de la ruta.

En la actualidad, las rutas han encontrado cabida para mostrar lo que se hace en una zona, incluyendo distintos tipos de artesanía. Estas rutas son esfuerzos colectivos, impulsados por políticas de gobierno que se mantengan en el tiempo y que tengan claridad en la promoción de lo característico.

Un ejemplo de ello es la ruta textil y artesanal en México que contemplan una o varias regiones, incluso se puede extender a países cercanos como Guatemala.

Con el impacto de las actividades del ser humano sobre el ambiente, y la necesidad de promover el uso de fibras naturales de calidad y bien tratadas, hace que las políticas incorporen incluso la producción de materia prima de calidad.

Es así como una ruta textil y artesanal impulsa una compleja red de relaciones que persiguen atraer el comercio.

En torno a la comercialización de estos productos crecen otros servicios como transporte, turismo, gastronomía, y servicios generales, por lo que es un área de interés de mucho atractivo.

El discurso de lo cotidiano y el tejido.

En una enciclopedia del hogar del año 1971 donde se encuentran textos asociados a limpieza; recetas de cocina; uso de implementos en casa; cuidados que debían prestarse a las telas; relaciones familiares; formas de manejarse en sociedad, temas de cuidado de la salud, se encuentran un par de apartados dedicados a las labores de punto y el crochet.

El discurso de la enciclopedia, muestra que las labores y las artes del hogar eran artes femeninas, excluyendo a los hombres de esta actividad. En esta referencia se incluía la costura, bordado, calados, encaje, ganchillo, punto de media, malla y tapicería.

El autor justifica la labor de la costura de la siguiente manera: “Para la mayoría de ellas (refiriéndose a las mujeres) su utilidad es forzosa, inmediata, diaria, para la confección de prendas personales y del hogar; a otras les sirve para saber ordenar, guiar y revisar con justo acierto la labor ajena, y cuando no para entretener sus ocios, proporcionándoles a la par la satisfacción de lucir o regalar piezas por ellas ejecutadas. En fin, es algo que vale la pena, aunque sólo sea para proporcionarse unas y otras el nobilísimo e íntimo goce de preparar y confeccionar la ropita del hijo que se espera…”

Posteriormente, toda la temática gira en qué es, para qué sirve, cómo se hace, con qué se hace. Al pasar al capítulo de artes del hogar nos encontramos con otra parte del discurso:

“conceptúanse artes del hogar las que, sin exigir grandes conocimientos técnicos, ni complicadas y voluminosas herramientas, ni especiales instalaciones, tienen por fin la creación y embellecimiento de objetos y prendas para la casa y uso personal.  Artes en su mayoría de simplificación y adaptación de otras de mayores vuelos y exigencias con las que estéticamente cabe codearse, por sus especiales condiciones puede practicarlas en el hogar cualquier persona medianamente hábil y cuidadosa, que verá compensada su labor con seductores y útiles resultados que llenarán de satisfacción…”

Para los autores, las artes del hogar son: batik, estampados de tela, cueros labrados, cuero modelado, cuero repujado, cuero estampado, cuero calado, y metal repujado.

Las fotografías e ilustraciones que acompañan el texto de la enciclopedia muestran detalles y sirve para reforzar el texto.

La aparición de la tecnología y en particular de internet con sus diversos medios ha disminuido el uso de estos textos. Hoy en día solo se necesita ingresar a un buscador en internet colocar el tema que deseamos conocer y aparecen blogs, vlogs y distintos canales de comunicación online que se ocupan de diversos temas.

Los escritos de hace casi cinco décadas, hoy se torna gastado. Muchas de esas actividades son parte primordial del ingreso económico de algunos hogares. Además la visibilidad de estos temas nos permite reconocer que existen muchos cambios en la sociedad.

Las artesanías son reconocidas como factor de desarrollo cultural, social y económico. Se han reconocido las comunidades donde estas actividades son clave en el desarrollo integral del ser humano, y conforman la base de la transmisión de saberes y de la identidad de las comunidades.

Asimismo se reconoce el trabajo de los hombres en estas actividades, y se ha dado cabida a los movimientos de hombres tejedores reconociendo que esta actividad no corresponde solo al espacio femenino.

Seguro que aún tenemos mucho por ver y transformar…

Maximo Laura: Artista y Maestro tejedor

Ayer escribí sobre el arte textil peruano y en la búsqueda de información me encontré con varias entrevistas, y programas de este tejedor del cual les escribiré el día de hoy.

Maximo Laura es reconocido como un artista textil peruano, pertenece a una familia de al menos cinco generaciones de tejedores. Comenta en sus entrevistas que desde pequeño aprendió este oficio.

El telar se convirtió en aliado del arte contemporáneo, y las tradiciones peruanas adquirieron una forma nueva de interpretación.

Espíritu del Amor
@maximo.laura

Estas piezas se convierten en manifestaciones que trascienden las generaciones, son piezas de magistral elaboración.

El color vivo y el uso de texturas de distinta combinación los hace piezas fantásticas.

Hoy día este artista ha logrado la instalación de un museo con piezas muy importantes de sus colecciones. Les invito a buscar mas información de sus piezas y de la obra del artista a través de la página web Maximo Laura.

Maximo Laura
Ministerio de Cultura
Cusco