El Amante Japonés de Isabel Allende

Hace algún tiempo leí una critica negativa hacía la escritura de Isabel Allende, opiniones que no comparto porque he pasado tiempos muy interesantes con sus libros entre mis manos. En especial el que leía en el momento…la hija de la fortuna.

Así mismo, Paula, la casa de los espíritus, y El bosque de los pigmeos, han dejado una grata impresión. En este punto debo aclarar que desconozco los criterios de los críticos en materia de literatura para apreciar un libro, para mí es suficiente una historia interesante, una trama bien llevada, que sorprende y además cautiva con las emociones de cada personaje.

Como lo compartí hace un tiempo, trato de ir hacia los libros sin prejuicios, evito los resúmenes previos, lo que me ha permitido conocer tiempos, lugares y situaciones que me permiten disfrutar u odiar lo que leo.

He podido experimentar con algunos libros el ahogo por unos segundos ante una situación que te corta el aire, o simplemente recrear en la mente hasta el viento que pasa en la descripción de una escena.

Con este último libro, vuelvo a las calles de San Francisco, una ciudad muy distinta a la narrada en “la hija de la fortuna”, claro los tiempos no son los mismos. No conozco mucho de Isabel Allende, presumo que conoció o vivió en la ciudad, y es el escenario ideal para estas historias.

El amante japonés es la historia entre Alma e Ichimei, una historia que transcurre en un ir y venir de tiempos que se entretejen con otros personajes, y que no dejan de sorprender hasta el final.

Me ha atrapado que no se encuentran ensalzados en fortalezas que los hagan inalcanzables, cada uno tiene su propia carga de emociones, debilidades y carencias, lo que da un sentido muy real a la historia. No se complica con excesos, ni permite que la historia quede a medias, y sobre todo los muestra humanos.

Quisiera contar mucho más, pero no tiene sentido para mí contarte la historia, es necesario interesarse y tomarlo entre manos. Es un libro que me ha dejado un buen recuerdo. Si te animas a leerlo, te invito a darle una ojeada en el siguiente enlace, y si te provoca incluso adquirirlo a través de amazon con mi código:

Espero que te animes y podamos compartir opiniones de este libro. Gracias por leer estas líneas.


Tokio Blues

Hace mucho tiempo tenía pendiente esta lectura, siempre veía referencias a esa novela del autor japonés Haruki Murakami. Llegó el día y no podía soltarlo, solo tres días fueron suficiente para leerlo.

Cuando escribo sobre lo que leo, deseo tener las palabras apropiadas para invitarte a leer. En este caso acompañamos a Toru Watanabe en sus recuerdos en torno a su vida alrededor de sus años veintes.

Toru me mostró lo que siente un muchacho de veinte años cuando no se siente estimulado por la vida que lleva. Me contó acerca de las decisiones que toma, y más allá de la apariencia me habla de sus sentimientos, incluyendo sus deseos y prácticas sociales.

Pude darme cuenta que no necesito juzgarlo, ni a las personas que lo rodearon, simplemente cada quien toma las decisiones que consideran convenientes.

Viví un poco la cultura dónde se desenvuelve la historia, y escuché muchas de las canciones sugeridas por Toru.

Me sorprendió la vida sexual de los personajes, no pude evitar meditar sobre ello. Tengo 46 años y aún me llama la atención la forma como las personas escriben sobre el tema, porque allí vemos la visión de los personajes en un mundo donde el sexo es libre, o se encuentra atado a los tabúes.

La descripción de las cosas me permitía imaginar todos los escenarios. La condición de la residencia universitaria fue lo que más llamó mi atención, definitivamente algunos momentos provocan algo de náuseas.

Los personajes femeninos son parecidos a tantas que conozco, siempre en construcción y deconstrucción, tratando de vivir se acuerdo al medio, cumpliendo con las expectativas sociales, presionadas por lo que se espera de ellas. En la historia no pocas son arrastradas a la soledad, incomprensión, miedo de asumir lo que son y sienten, o lo que es peor soportando solo para lograr algo que ni ellas mismas quieren.

Por allí leí que el autor no le gusta que lo conozcan solo por esta obra, espero conseguir otros libros de él.

Ensayo sobre la ceguera

Tardé en leer este libro, creo que leer sobre pestes y epidemias en tiempo de pandemia es un poco aterrador, confieso que soy sensible a muchos temas, no he sido nunca indiferente a lo que leo, por ello el primer tercio del libro estuve en un ir y venir. 

Es el segundo libro que leo del autor. José Saramago tiene esa forma de escribir que atrapa. Al igual que me pasó con La Caverna de la que escribí un poco hace unos meses, comencé dejándome llevar por el título, porque no soy de las personas que leen las sinopsis del libro antes de leerlo, no leo por moda, ni busco referencias, simplemente me gustan esos momentos en que las letras se juntan con las emociones, la imaginación se desata para dibujar en la mente personas, lugares y sucesos que son narrados.

No sé como he escogido estos dos títulos que han sido tan convenientes en el tiempo de acuerdo a lo que estoy viviendo. Jamás me imaginé que encontraría unos escenarios tan bien descritos, estos espacios donde se desenvuelve la trama permite ver cada detalle acompañando a los personajes que no tienen nombre. 

Jamás olvidaré a las mujeres de esta historia, comenzando por la principal “la mujer del médico”, la chica de las gafas oscuras, la mujer del primer ciego, la ciega que sufría de insomnio, la novia ciega, la camarera del hotel, la vecina de la chica de gafas oscuras. Ellas vivieron una cantidad de sucesos injustos, tal vez la peor parte de la epidemia (es probable que otros lectores no lo vean así), como mujer me horrorizo de los hechos narrados, pero también aparecen espacios donde Saramago asoma espacios para la sororidad, en especial cuando se bañan bajo la lluvia. 

No me gusta escribir más de la historia, simplemente porque me encantaría que cada persona pasee por las letras y saque sus propias ideas. Solo puedo decir al igual que en la caverna, el final nos invita a tener esperanza sobre los cambios, yo simplemente espero que el niño estrábico encuentre a su mamá. 

Nota: Este país de ciegos se parece mucho a mi país, y también se parece a ciertos momentos y comunidades de las redes sociales. Este texto tiene mucho para analizar. 

Echar un vistazo a este libro en Goodreads: Ensayo sobre la ceguera https://www.goodreads.com/book/show/47668.Ensayo_sobre_la_ceguera

Nota post publicación. Encontré este podcast que trata el tema con mayor detenimiento. Espero lo disfruten, es necesario activar subtítulos en español.