Reflexiones de una emprendora

Apareció el momento que te hace pensar que necesitas dinero y que probablemente esto que estas ejecutando no te genera ingresos, y entonces piensas en desechar lo que estas construyendo. Estuve uno días trabajando en un proyecto alejado, muy alejado de @dehiloycrochet. Cosa que no me agrada.
A lo largo de este último año les confieso que he tenido muchos episodios así, este fue prolongado, y además acompañado de dinero…si, ese malvado que nos hace no pocas veces recular en un emprendimiento.
Me ha gustado bastante el trabajo que he realizado, pero me hace extrañar y pensar constantemente en este emprendimiento que está gestándose. Lo que si les puedo decir con certeza en este momento es que no se puede vivir en mi país de la artesanía…y los números no fallan.
Hace poco alguien me decía que la imagen que ella tenía de los artesanos era que vivían en una condición precaria. Esto me impactó mucho, pues en mi tabla de excel, viendo los costos, las horas de mano de obra, las horas de investigación, el tiempo invertido en la venta del producto, y las horas invertidas en la elaboración del plan de trabajo para la creación de la marca, exige mas de ocho horas diarias de dedicación.
Por supuesto esto depende de cada producto. En mi caso, hacer una pieza amerita una dedicación de varias horas continuas, que se convierten en días y en algunos casos semanas. Les garantizo que no se hace un negocio con las horas de tejido que dedicamos a una pieza, y menos si la actividad se realiza como hobby.
Les he comentado en otras entradas que hay artesanos que consiguieron la formula ideal, y entonces yo decidí hacer un plan personal. El desarrollo de marca no es demostrar que haces bien una pieza que se encuentre de moda. El secreto está en definir ¿quién eres? ¿hacia dónde vas?
Pronto haremos un ejercicio de definición de marca. Gracias por pasarse por este breve espacio

¿Cómo perder anotaciones y no sucumbir en el desespero?

En este tiempo aprendí que tener muchos cuadernos con anotaciones pierde todo el sentido cuando uno de ellos se extravía. De paso no es cualquier cuaderno, es aquel donde se encuentra tu lista de trabajos para los próximos meses.
Luego de cinco semanas de dedicación a una actividad especial, salí de la burbuja y ya frente al mundo real, empiezo a buscar la agenda. Si, esa agenda, una que tiene espiral y un cielo nocturno con muchas estrellas. Luego de varias vueltas de sondeo de mi espacio, me entra un ligero desespero por toda la casa, sales al carro, entras de nuevo, caminas por las bibliotecas y escritorios, te arrastras por cada rincón de la casa, esperando que el famoso cuaderno aparezca.
Entonces recordé, uno de mis hijos hace tres semanas me pidió una agenda, y yo tomé esa agenda, no se por qué esa, arranque las hojas que estaban escritas y le di a mi hijo en sus manos lo que me pedía. Había arrancado las hojas y las había lanzado dentro de un bolso, de esa forma inconsciente, creyendo que tenía el control y que mi preciada lista estaba allí. Mi trabajo de planificación se esfumó.
Aunado a ello, estos días he aumentado algunas actividades a mi lista cotidiana, he realizado un esfuerzo recurriendo a la memoria para rescatar algo de lo que allí escribí, pero esto ha sido en vano.
Con esta experiencia re-aprendí que la tecnología es para usarla, tengo un ordenador, cuentas electrónicas en la nube, aplicaciones y recursos para ponerlos a funcionar. Aún me siento muy cómoda con los cuadernos y los lapices, pero también debo sistematizar las actividades.
Muchos son los textos que tratan los temas de organización, manejo eficiente del tiempo y manejo de recursos, y siempre volvemos a tropezar con las mismas dificultades, ya que los métodos que empleamos dejan de ser eficientes, o simplemente se vuelven tan cotidianos que caemos ante una pequeña dificultad.
Hoy decidí dar importancia a este tema e implementaré estas tres tareas para optimizar mi trabajo

  • Revisar con cierta periodicidad la forma como organizo el trabajo
  • Decidir cualés hábitos del pasado deseo eliminar, y
  • Aprovechar las bondades de los avances tecnológicos
A veces nos sentimos tan cómodos con nuestras actividades pensando que todo esta bajo control, y es suficiente un bache para mostrarnos que la realidad nos exige ser eficaces y productivos cada día. Este camino me lleva a considerar otros elementos, si tienes alguno adicional a considerar no dudes en compartirlo, por lo pronto no desanimarse y manos a la obra.
¡Feliz día!

Emprendimiento a partir de un hobby

El emprendimiento es una capacidad de los seres humanos para implementar de manera novedosa e innovadora nuevos productos, servicios, ideas, o simplemente rutas de acción que mejoran las características de algo. Esta acción generalmente conlleva un riesgo pues al implementar nuevas ideas se conjugan actitud y aptitud en la consecución de un objetivo concreto.

Un emprendedor posee algunas características que le ayudan a concretar el objetivo. Debe sentir amor por lo que se hace, mas que un trabajo es algo que forma parte de su vida, deja de verse la actividad como algo obligado y nos lleva a movernos con pasión. Esto le hace tomar riesgos de forma natural, lo que promueve que la iniciativa sea parte de la cotidianidad. La mayoría de las veces los obstáculos y barreras del camino son superados, pues la motivación por alcanzar el objetivo permite la rápida recuperación, y la pérdida del miedo por intentarlo nuevamente.

Son de vital importancia la creatividad, el liderazgo, y la organización de los esfuerzos y recursos. Primero porque se necesita contar con la posibilidad de buscar constantemente ideas para optimizar, posiblemente convencer y convocar a otros que se unan a dicha idea, y sobretodo la búsqueda de los medios adecuados para alcanzar el objetivo.

Photo by bruce mars on Pexels.com

Cuando se realiza un emprendimiento a partir de un hobby se tiene gran parte del camino ganado. Primero porque la pasión ya se encuentra allí, pues esta actividad ya se hace por el gusto. Al hacer las cosas con entusiasmo a pesar de los posibles inconvenientes no tenemos miedo de hacer y rehacer. Tal vez la mayor dificultad es la iniciativa para formalizar las acciones, darse animo y no decaer concientes de lo que esperamos alcanzar.

Tejido por Rossana Medina
para @dehiloycrochet

Algunos aspectos técnicos se pueden aprender a través de programas de formación para emprendedores. Muchos de los conocimientos necesarios se encuentran disponibles a través del internet, lo importante es reflexionar acerca de las habilidades y destrezas con las que se cuenta y cuales debo fortalecer.

Mi experiencia personal me ha indicado que el mundo nos invita a experimentar, que sobretodo en el trabajo artesanal como el crochet es importante estimular los sentidos frente a texturas, colores y patrones a realizar. Importante mantenernos con los sentidos expuestos, experimentar los que nos plazca y dominar lo que en definitiva hacemos mejor, y donde seguro encontraremos un mercado final, cuando el objetivo sea vender nuestras piezas.

Esta es la primera entrada donde expongo algunas ideas básicas del emprendimiento, ya que he visto que debo fortalecer ciertos aspectos para alcanzar mis metas de trabajo.
Espero que estén pasando una excelente semana.


Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.