Crochet como actividad para aprender de los errores

El error es visto culturalmente con una acción de sanción, en nuestra cultura es mas cómodo no equivocarse que arriesgar. La acción equivocada, o hacer algo erradamente marca la diferencia de como puede ser apreciado o no una  situación o hecho.

Con el crochet he aprendido que el error puede ser aprovechado, es un proceso que va desde la acción, y pasa por las decisiones que se toman y la evaluación de lo que se realiza.

Puedes leer un patrón, y en algún punto del proceso equivocar la puntada, saltar un espacio, o simplemente perder la cuenta de las instrucciones. Entonces te encuentras con el desdibujo de lo que quieres obtener.

Que nos toca en ese momento, soltar puntadas y recoger nuestro ovillo nuevamente. A veces son algunas puntadas, y otras puede convertirse en deshacer varias horas de esfuerzo y dedicación.

La practica de reconocer el error y revaluar el camino nos permite, decidir continuar modificando lo que se tiene o simplemente rehacer todo nuevamente.

En el texto de Saturnino de la Torre titulado “Aprender de los Errores” señala que el error tiene cuatro direcciones semánticas: el efecto destructivo, distorsionador, constructivo y creativo. Es así como puede definirse si el error es visto de manera negativa o positiva.

El efecto destructivo del error, es aquel momento en que el fallo es irreversible. Puede suceder ante las catástrofes, los accidentes, la muerte. También el efecto distorsionador, sirve para marcar de manera negativa a situaciones o personas. En ambos casos se generan situaciones de culpa o arrepentimiento.

El crochet a través de los años me ha enseñado que puedo retomar espacios, profundizar en ellos. En mi vida cotidiana, he cometido errores irreversibles, y algunos que han causado daño y me han dejado sensación de culpabilidad.

A pesar de ello, puedo decir que practicar el crochet me ha llevado por caminos insospechados. En mis silencios como tejedora he podido revaluar. Algunos entramados de cada día que catalogaba como errores, he podido aceptarlos como espacios de transformación. Puedo decir que el crochet me ha inspirado en la reflexión de los días y me ha enriquecido como persona.

Obvio, el crochet no ocasiona situaciones graves de daño irreversible, ni causa culpa o arrepentimiento. Forma parte de aquellas actividades que tienen efectos positivos, y puede darse el error como fuente de creatividad, al poder valorar que los diseños pueden cambiarse para crear algo mejor, o simplemente puede construir situaciones que puedan ser ventajosas.

Desarrollar actividades como el crochet, impulsa la reflexividad, y los procesos para comprender, puede ser un proceso constructivo para el entendimiento y las formas como se solucionan los problemas. En el texto citado hay una líneas que quiero citar: “La creatividad no está, como es natural, en el error, sino en las personas que son capaces de generar nuevas ideas apoyándose en él”.

Entre 2018 y 2019

La semana pasada estuve revisando las cosas que quería compartir. La mayoría de ellas triviales.

1.- La canción que escuché infinitas veces, cantada por Hyolyn y se titula Stay with me.

Aunque les puedo contar un secreto mi cantante favorito es Roy Kim, ha tenido un año muy bueno.
2.- Creo que lo he contado en otra entrada, soy fanática de los dramas asiáticos. El año 2018, realmente dejó unos muy buenos. Mi favorita número 1 es Still 17, luego Familiar Wife y the undateables. Aunque este año es difícil la decisión, debo aclarar que las que están en emisión no cuentan para el 2018.
Mis actores favoritos Hyun Bin, Ji Sung, y Choi Jin Hyuk. Y de las actrices Seo Hyun Jin, Kim Mi Kyung y Shin Hye Sun. Escribiendo esto me di cuenta que he visto pocos programas en español.
3.- Instagram: @_amal.sh@molla.mills y @vanessamontoro. Por supuesto hay muchas mas pero estas son las que mas me agradan
4.- Youtube: Ana Celia y Esperanza Rosas de TejiendoPeru y el canal de Marta Bluü
5.- Twitter: Seguidora de @PLinero y @megustaescribir
6.-  Confieso que Pinterest es la red que mas me gusta y allí he encontrado muchas cosas maravillosas
7.- Encontré dos frases maravillosas que trato de utilizar en mi vida desde hace un tiempo. La primera es “cuando sabes lo que tienes, sabes qué tirar” de Julie Morgenstern. La segunda frase es “si algo no te agrada quitale el único poder que tiene: tu atención”
8.- Les debo confesar que no he acabado el 80% de las piezas que comencé a tejer en 2018, por ello este mes de enero, estaré mostrando muchos acabados. Mi mejor trabajo acabado en crochet fue la elaboración del primer chal
9.- Luego de coquetear durante varios meses con la escritura, he tenido la oportunidad de escribir como forma de ganar algo de dinero. Aunque tiene algunos días intensos, me siento a gusto con ello.
10.- Finalmente, y algo no tan trivial, fue la revisión de las cosas importantes por cambiar. Muchos planes quedaron en papel. Así que este año las cosas serán realistas, y la palabra del año será constancia.
Gracias por acompañarme en estas líneas. Feliz año 2019

¿Cómo perder anotaciones y no sucumbir en el desespero?

En este tiempo aprendí que tener muchos cuadernos con anotaciones pierde todo el sentido cuando uno de ellos se extravía. De paso no es cualquier cuaderno, es aquel donde se encuentra tu lista de trabajos para los próximos meses.
Luego de cinco semanas de dedicación a una actividad especial, salí de la burbuja y ya frente al mundo real, empiezo a buscar la agenda. Si, esa agenda, una que tiene espiral y un cielo nocturno con muchas estrellas. Luego de varias vueltas de sondeo de mi espacio, me entra un ligero desespero por toda la casa, sales al carro, entras de nuevo, caminas por las bibliotecas y escritorios, te arrastras por cada rincón de la casa, esperando que el famoso cuaderno aparezca.
Entonces recordé, uno de mis hijos hace tres semanas me pidió una agenda, y yo tomé esa agenda, no se por qué esa, arranque las hojas que estaban escritas y le di a mi hijo en sus manos lo que me pedía. Había arrancado las hojas y las había lanzado dentro de un bolso, de esa forma inconsciente, creyendo que tenía el control y que mi preciada lista estaba allí. Mi trabajo de planificación se esfumó.
Aunado a ello, estos días he aumentado algunas actividades a mi lista cotidiana, he realizado un esfuerzo recurriendo a la memoria para rescatar algo de lo que allí escribí, pero esto ha sido en vano.
Con esta experiencia re-aprendí que la tecnología es para usarla, tengo un ordenador, cuentas electrónicas en la nube, aplicaciones y recursos para ponerlos a funcionar. Aún me siento muy cómoda con los cuadernos y los lapices, pero también debo sistematizar las actividades.
Muchos son los textos que tratan los temas de organización, manejo eficiente del tiempo y manejo de recursos, y siempre volvemos a tropezar con las mismas dificultades, ya que los métodos que empleamos dejan de ser eficientes, o simplemente se vuelven tan cotidianos que caemos ante una pequeña dificultad.
Hoy decidí dar importancia a este tema e implementaré estas tres tareas para optimizar mi trabajo

  • Revisar con cierta periodicidad la forma como organizo el trabajo
  • Decidir cualés hábitos del pasado deseo eliminar, y
  • Aprovechar las bondades de los avances tecnológicos
A veces nos sentimos tan cómodos con nuestras actividades pensando que todo esta bajo control, y es suficiente un bache para mostrarnos que la realidad nos exige ser eficaces y productivos cada día. Este camino me lleva a considerar otros elementos, si tienes alguno adicional a considerar no dudes en compartirlo, por lo pronto no desanimarse y manos a la obra.
¡Feliz día!